El mercadillo vecinal de la Plaza de Loreto, una historia de solidaridad desde 2012

0

Una cita ineludible para muchos vecinos del distrito los primeros domingos de mes

Lazos fraternales, vínculos cada vez más estrechos, vivencias compartidas, dificultades superadas… El mes de Noviembre de 2012, de la mano de Marta Ruíz, echaba a andar un pequeño proyecto, casi un sueño de futuro, que se ha convertido en un verdadero foco de solidaridad entre los vecinos de Barajas. Ahora, organizado por Mari Paz Calvo con la ayuda de Sagrario “Saíto”, el mercadillo vecinal de Loreto es una de las citas imprescindibles de cada mes, un día de esos en los que se respira lo mejor y más entrañable del barrio.

Pasear por la Plaza de Nuestra Señora de Loreto el primer domingo de cada mes es palpar la solidaridad entre muchas personas que lo han pasado muy mal durante la crisis económica, es sentir el agradecimiento de muchas familias que se han sentido ayudadas por sus vecinos, es dejarse atrapar por la creatividad de muchos artesanos que no tienen otro medio para ofrecérsela a los demás, es ser impregnado por un espíritu de convivencia y amistad que se ha ido creando lenta pero inexorablemente, es…

«Todo esto cuesta trabajo sacarlo adelante, claro; pero es pagado con creces con el cariño y la amistad que se han ido forjando entre todos los que participamos», nos comenta Paz. «Es fantástico ver todos los meses –prosigue– que esta maravilla de plaza se convierte en un punto de encuentro para todos los vecinos de Barajas»

La Plaza de Nuestra Señora de Loreto es, como bien dice Paz, una parte de la historia de Barajas. Sería concebida en el proyecto de 1949 como el punto neurálgico de la Colonia del mismo nombre, en la que encontrarían su hogar muchos de los trabajadores de Iberia durante los años 50 y 60. En la actualidad, debido a los desarrollos urbanos del barrio de Timón, la plaza ya sólo luce un glorioso pasado en sus rehabilitadas fachadas que parecen esperar que vuelva el esplendor al espacio que encierran con su forma de U.

Plaza de Nuestra Señora de Loreto (Barajas)

«Nuestra familia ha seguido creciendo paulatinamente –asegura Paz–; un día normal de mercadillo puede haber unos sesenta puestos. Los hay de dos tipos, de segunda mano, que son sólo vecinos del distrito, y de artesanía, que vienen de varios puntos de la región de Madrid». Para instalar un puesto hay que pagar 1,5 euros, precio simbólico que se emplea en los gastos de organización.

Libros, ropa, complementos, juguetes… quizá lo que andamos buscando se halle a muy buen precio en uno de los puestos de este mercadillo solidario, una gran oportunidad para encontrar ese regalo original con que queremos sorprender a alguien. Y lo más importante, sabemos que lo que paguemos por ese artículo paliará en parte la necesidad de una persona, de una familia. Aun habiéndonos rascado el bolsillo para hacer una compra, siempre habremos ganado al llevarnos un trozo del cariño que hace que Barajas siga siendo un barrio maravilloso.

NOTA: Las personas que quieran participar en este mercadillo tienen que ponerse en contacto con María Paz Calvo

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario