Aeropuerto Participa, algo se mueve en el barrio

1

Una Plataforma vecinal creada hace hace poco tiempo por vecinos del Barrio Aeropuerto. Después de mucho trabajo, empiezan a cosechar los primero frutos

“No van a hacer nada”. Quizá sea esta la frase que más se escuche entre los vecinos de Barrio Aeropuerto, y no sin razón: han visto pasar proyectos y oportunidades para que sus viviendas sean rehabilitadas y su barrio dignificado pero, como si de una cápsula del tiempo se tratase, todo parece haber quedado petrificado en el limbo del eterno presente. Aunque la tónica general sea el pesimismo, hay quienes ven en los nuevos planes de rehabilitación de viviendas y regeneración urbana que el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha para la zona una oportunidad para prosperar. Hay mucho trabajo por delante, y posiblemente algunas frustraciones por llegar, pero bastante ilusión en hacer del Barrio Aeropuerto un lugar donde se pueda vivir con la calidad de vida que todo vecino de Madrid merece.

Jesús González, Ana Santamaría y Roberto Romero nos esperaban en un precario parque infantil. Hace un tiempo constituyeron la plataforma vecinal Aeropuerto Participa desde la que están promoviendo varios proyectos de mejora. «Todavía estamos esperando que salga adelante el proyecto para la creación de un parque infantil que presentamos hace dos años –nos comenta Jesús–, aunque parece que ya está en trámites de adjudicación». La propuesta fue una de las cinco más votadas por los vecinos del distrito dentro del proceso de Presupuestos Participativos de 2016; junto con ésta, otras dos promovidas por la plataforma en el ejercicio siguiente. Vamos dando un paseo hasta uno de los pocos bares que abren en fin de semana.

«No es cierto que el Ayuntamiento no esté haciendo nada por el barrio; otra cosa es que la información no les llegue a los vecinos –asegura Ana–. Además, las muchas promesas incumplidas en el pasado han hecho que además se hayan vuelto incrédulos. Necesitan ver para creer». La creación del parque infantil sería una de las pruebas de que el consistorio está haciendo cargo del barrio, aunque esto tan sólo sería un pequeño botón de muestra.

El Barrio Aeropuerto, tras ser desechado el acuerdo de remodelación propuesto en el año 2007, ha vuelto a centrar los focos de la administración municipal. «La crisis económica, la falta de unanimidad entre los propios vecinos y el informe negativo del Ministerio de Fomento (gestión de la A-2) dieron al traste con aquel proyecto –recuerda Jesús–. Ahora hemos vuelto al foco de la actualidad, el Ayuntamiento considera la recuperación del barrio como un ejemplo a seguir en otras zonas de la ciudad». El pasado 26 de Abril, el Pleno de Ayuntamiento aprobaba el planeamiento urbano para el Barrio Aeropuerto. Esto era algo que se esperaba desde hace casi veinte años, desde la aprobación del Plan General de Urbanismo de 1997. Esta será la herramienta fundamental para la rehabilitación de las viviendas y la regeneración urbana del deteriorado ámbito.

Un parque en la calle Trespaderne

Aeropuerto Participa, donde otros vecinos ven “más de lo mismo”, consideran este impulso como una gran oportunidad de mejora. Durante este año pretenden seguir impulsando alguna de las propuestas que ya quedaran aprobadas en los Presupuesto Participativos de 2017. Trabajan en la elaboración de un proyecto para la crear un parque lineal en el aparcamiento ilegal de la calle Trespaderne, que se encuentra bajo el talud de la M-22. «El proyecto de regeneración urbana para el barrio señala ésta como zona verde –explica Jesús, que apostilla que la otra zona verde el planeamiento, el llamado “barrizal”, es también utilizado como aparcamiento–. Ya que hay presupuestados 750.000 euros para la realización de este parque, estamos elaborando una propuesta concreta que suponga un impulso para su creación». Este medio pudo ver el boceto de tal propuesta, que incluye la creación de una rampa para acceder peatonalmente a la glorieta, la recuperación de la antigua arboleda que engulló en polígono industrial, la elaboración de zonas infantiles y, englobándolo todo, un gran bulevar peatonal.

Barrio Aeropuerto parque calle Trespaderne

Recreación del parque de la calle Trespaderne proyectado por Aeropuerto Participa

Esto se correspondería, según nos comentan, con los planes del Ayuntamiento para que hacerse cargo de la gestión de M-22 (Cañada Real) y convertirla en una vía urbana, lo que posibilitaría una mejor conectividad con Alameda de Osuna y el resto del distrito. «También tenemos en mente, aprovechado este proyecto, la creación de un carril bici o ciclo carril que discurra por esta vía y llegue hasta el que transita por el Pasillo Verde de la Alameda –asegura Roberto–; esto posibilitaría también una mejor conexión con el Casco Histórico a través de la calle San Severo y avenida de Logroño». Otro de las propuestas impulsadas por Aeropuerto Participa es la colocación de un semáforo en la glorieta de la M-22, «pero hasta ahora Demarcación de Carreteras y Ayuntamiento de Madrid se echan mutuamente la patata caliente», lamenta Jesús.

Preocupados por la rehabilitación

Pero no sólo del futuro se ocupan en Aeropuerto Participan. Siguen de cerca el inicio del proceso de regeneración urbana y rehabilitación de viviendas, que ven con buenos ojos aunque sean algo críticos con él. «Se ha estado difundiendo que la rehabilitación iba a tener un coste mínimo para los vecinos, unos 2.000 euros –asegura Roberto–; sin embargo, en esta información no se incluye lo que se tiene que declarar a Hacienda tras el incremento patrimonial que supondrá la obtención de las subvenciones públicas. Estamos pidiendo que se informe verazmente a los vecinos de lo que les supondrá en realidad todo el proceso. No se pueden lanzar medias verdades», sentencia.

Desde luego, en la rehabilitación del Barrio Aeropuerto confluyen tres fuertes intereses: el de los propios vecinos, para ver dignificadas sus viviendas, el del Ayuntamiento, que conseguiría realizar una de las reivindicaciones históricas del distrito, y el de la propia empresa constructora.

No dejan de lado tampoco la invasión diaria del barrio por los coches de los trabajadores de las oficinas colindantes. «La nueva ordenanza de movilidad que quiera aprobar el Ayuntamiento crearía las Zonas de Aparcamiento Vecinal (ZAV) –apunta Jesús–; esto implicaría una recogida de firmas entre los vecinos mediante un proceso participativo. Además, la implantación de este sistema no implicaría el pago de tasas ni la limitación de tiempo a los vecinos residente».

Tras ese café que tomamos en el bar y el exhaustivo repaso a los problemas presentes y futuros, los integrantes de Aeropuerto Participa nos acompañan a dar una vuelta por el barrio mientras vemos sobre el terreno alguno de los temas comentados. Nos acompañan hasta la escalera de la calle Trespaderne, donde nos hacen ver cómo podría ser el parque que proyectan para esa zona. Muchos creerán que “no van a hacer nada”; unos pocos creen que merece la pena intentarlo.

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

1 comentario

  1. Estaría bien que se mirará un poquito más para otro lado también perteneciente al barrio del aeropuerto y se hiciera solo un parque pequeño.Ya que nosotros sí que estamos olvidados,de hecho le llaman el bloque por qué solo hay eso,un bloque y descampado.No tenemos aceras para ir a ningún sitio sin transporte.
    He intentado recoger firmas,pero debe ser que no es suficiente.La gente de aquí ya no se mueve por nada,por que ven una perdida de tiempo,puesto que ven que año tras año esto sigue igual.
    No hay día en que no me arrepienta de haber venido aquí a vivir y no poder irme.
    Ojalá tengamos alguna ayudita para nosotros.

Deja un comentario