Cañabate: «La rehabilitación del Barrio Aeropuerto es una necesidad»

1

El Barrio de Aeropuerto se debate entre el escepticismo por las continuas desilusiones y la expectación ante el actual proceso de rehabilitación. José Luis Cañabate comenta con InfoBarajas cómo está gestionando este complejo proceso.

Hay días cuya meteorología acompaña a la historia del barrio que se visita. Una tarde gris del mes de febrero con bastante viento es, posiblemente, el mejor escenario para dar una vuelta por el Barrio Aeropuerto y observar el estado del sus viviendas, de sus espacios comunes, la precariedad de su urbanización… Habíamos quedado con José Luis Cañabate, presidente de la histórica Asociación de Vecinos del Barrio Aeropuerto, creada en 1976, junto a los barracones que fueron instalados de forma provisional por el Gobierno Socialista de Enrique Tierno Galván; más de treinta años después, esa provisionalidad se ha hecho definitiva.

«Hay que reconocer que en materia de limpieza el Ayuntamiento está haciendo una gran labor; el barrio está más limpio que cualquiera de las otras zonas del distrito, como Alameda de Osuna», reconoce Cañabate mientras paseamos por las zonas interbloques, que aún son privadas. La evolución del barrio hasta ahora ha venido marcada por, en principio, el abandono del proyecto por parte de su constructor, Roiz, que dejaría el ámbito sin acabar a finales de los años sesenta; posteriormente, el Ayuntamiento de Madrid nunca se implicó lo suficiente en la urbanización y gestión del suelo. El resultado es un ámbito que se ha ido desarrollando más por la necesidad de generar suelo terciario que ofrecer a las empresas que por la realización de una planificación para urbanizarlo como zona residencial.

El pasado mes de Octubre, el Consistorio comenzó a tramitar el proyecto para la rehabilitación de las viviendas del barrio y la regeneración urbana del entorno. Venía precedido de la aprobación meses antes del planeamiento urbanístico que estaba pendiente desde el Plan General de Ordenación Urbana de 1997. «El Ayuntamiento, a nivel político, sí se ha implicado en el proyecto de rehabilitación –asegura el presidente–; otra cosa es que ese impulso político se pueda estar viendo lastrado por los procesos administrativos, como lo son el de la percepción de las ayudas a la rehabilitación o, como es nuestro problema actualmente, las órdenes de ejecución de las ITE’s que la administración municipal está requiriendo».

La asociación se ha reunido recientemente con Marta Gómez Lahoz con el fin de paralizar la ejecución de la Inspección Técnicas de Edificios, habida cuenta del proceso de rehabilitación puesto en marcha por el propio Ayuntamiento. «No es normal que la misma administración que pretende rehabilitar un barrio ordene por otra parte a sus vecinos que remodelen sus viviendas por su cuenta», explica Cañabate.

Pero hay otro lastre administrativo que acecha al impulso político de la rehabilitación, la concesión de las ayudas económicas. Éstas tendrán como base el Plan Mad-Re y se complementarán con los Fondos de Reequilibrio Territorial y el Plan de Vivienda del Estado. En total, la suma de todas las subvenciones puede cubrir el 95% del total de coste. «También creemos que esta fase necesita del necesario impulso político, al margen de los procedimientos administrativos correspondientes», añade José Luis. Nos explica que se ha reunido con todas las comunidades de vecinos para exponerles el proceso y lo hasta ahora conseguido. El resultado ha sido la unanimidad de todo el barrio aunque, nos advierte, «aquí llueve sobre mojado; han sido muchos los reveses que los vecinos se han llevado con los sucesivos proyectos de rehabilitación, remodelación o realojo».

Cuando la entidad vecinal renovó la ejecutiva y Cañabate se hizo cargo de la presidencia, hace unos dos años, plantearon al Ayuntamiento un realojo de todos los vecinos en el Ensanche de Barajas. «Echando cálculos hubiese salido más barato, si tenemos en cuenta que al propio proceso de rehabilitación de las viviendas había que sumarle el de regeneración urbana del barrio, el de los procesos expropiatorios, el de construcción de un nuevo sistema de alcantarillado para el barrio y el de creación de un nuevo colector», argumenta.

Un barrio para vivir

Pero el Ayuntamiento desestimaría el realojo y apostaría por la rehabilitación. En la actualidad, el proyecto de rehabilitación que ha gestionado la entidad supondría que las viviendas pudieran ahorrar entre un 30 y un 40 por ciento de energía, pasando de su actual categoría F (la más baja) a la D. El arquitecto José Luis Pérez Delgado se haría cargo de esta obra que, según Cañabate, «sería ejemplar en Madrid».

«Sin embargo –se muestra estricto–, hemos dejado claro que las obras no se iniciarán si no se reciben las ayudas». Estas, según la normativa sobre subvenciones, se deben abonar en un 50% seis meses después de la adjudicación de las obras (Octubre), por lo que las comunidades que empezaran las obras deberían recibirlas esta primavera. Así espera que sea anunciado por la propia presidenta del distrito, Marta Gómez Lahoz, en una reunión con los vecinos que, según nos afirma, ella misma ha solicitado para dentro de poco.

Barrio Aeropuerto rehabilitación

La Asociación de Vecinos Bario Aeropuerto apuesta por una solución mixta para el “barrizal: un bulevar que combine un parque lineal con zonas de aparcamiento.

También la entidad se implica en lo que sería la futura planificación del barrio. El “barrizal” es, al tiempo, la gran oportunidad para este ámbito y su mayor quebradero de cabeza. Sobre esta gran extensión interbloques, que en la actualidad se utiliza como aparcamiento por los empleados de las cercanas oficinas, pende un expediente de expropiación. «El Ayuntamiento pretende adquirirlo para crear una zona verde, un gran parque; nosotros creemos que es mejor apostar por una solución mixta, un bulevar que conjugue un parque lineal con aparcamientos en batería –nos explica–. Esto absorbería gran parte de la necesidad que tiene el barrio de aparcamientos y no sería necesario la implantación de una zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado)».

También la entidad plantea el traslado de los bloques 333 y 335, al límite de la ruina, a otra zona que el Ayuntamiento también pretende adquirir mediante expropiación, el lugar donde se instaló la oficina de información del frustrado proyecto de remodelación del barrio que Gallardón impulsó en 2007.

Empezar la casa por el tejado

Cañabate lamenta, sin embargo, que la rehabilitación de las viviendas se acometa sin hacerse cargo previamente del principal problema del Barrio Aeropuerto, las inundaciones. El ámbito se crearía en los años 60 sobre el cauce del arroyo de Rejas, algo que incide en buena medida en el embasamiento de agua. «Pero también incide el hecho de que todas las aguas pluviales canalizadas de la zona desembocan en el actual colector que las lleva a la cercana depuradora de Rejas –nos explica–; este no puede asumir todo el caudal y el agua acaba rebosando por la propia red de alcantarillado del barrio».

«Las administraciones deberían haberse implicado antes en la construcción de un nuevo sistema de alcantarillado para el barrio (el proyecto ya existe) y en la del colector que discurriría bajo la M-22, Cañada Real». Siente que este proyecto, que podría ascender a los 45 millones de euros, no haya sido adjudicado aún por el Canal de Isabel II. «A esto se le llama empezar la casa por el tejado».

Una tarde gris que, no obstante, mantiene viva la llama del optimismo para José Luis Cañabate en lo que para él, para muchos, es una auténtica necesidad. Nos despedimos y, quizá, la palabra que flote en el ambiente es “expectación” ante los acontecimientos de la próxima primavera, si las subvenciones son recibidas conforme se esperan, si las ansiadas obras de rehabilitación empiezan después de tantos años de espera, si, en definitiva, el Barrio Aeropuerto empieza a convertirse en un lugar para vivir.

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

1 comentario

Deja un comentario