El alcalde republicano de Barajas ya tiene su jardín

1

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy denominar “Jardín de Manuel Jiménez” al situado en la Plaza de Mercurio

Jardinero de profesión fue y un jardín en su Barajas natal honrará su memoria. Manuel Jiménez, alcalde de la Villa de Barajas durante la II República y la Guerra Civil, dará nombre a la zona verde situada en la Plaza de Mercurio, entre la Junta Municipal y la Iglesia de San Pedro Apóstol, según ha acordado hoy mismo la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid.

El acuerdo de la Junta de Gobierno pone fin a un largo proceso que recibiría su impulso político en el Pleno del distrito de Barajas del pasado 14 de Diciembre de 2016 cuando, a propuesta de Ahora Madrid y PSOE, se aprobaría este reconocimiento por unanimidad. Durante aquel debate, los grupos políticos confluyeron en reconocer valores tales como su trabajo para modernizar el entonces municipio independiente, su compromiso con la institución municipal que gobernaba en tiempos tan complicados y sus principios éticos de preservar el orden público y, sobre todo, el respeto por la vida durante los años de la Guerra Civil.

Manuel Jiménez, jardinero de profesión y afiliado al Partido Socialista y la UGT, había nacido en Barajas el 15 de junio de 1887. Fue elegido concejal del Ayuntamiento de Barajas en las elecciones de 12 de abril de 1931 y nombrado Alcalde de la localidad en la decisión plenaria constitutiva de aquella corporación. Hasta el 13 de octubre de 1934, fecha en la que fue suspendido el Ayuntamiento tras la Huelga General de ese año, su labor estuvo encaminada a la modernización de un municipio rural caracterizado por notables diferencias en el plano social.

Manuel Jiménez Vara alcalde republicano Barajas

Manuel Jiménez Vara (1885 – 1971)

El consistorio dirigido por Manuel Jiménez ampliaría las Escuelas Nacionales para permitir la completa escolarización de la población infantil, proyecto que desarrollaría entre los meses de septiembre de 1932 y abril de 1934. No se desdeñaron tampoco esfuerzos en alfabetizar a la población adulta con un proyecto iniciado en noviembre de 1932. Otro de los proyectos del ayuntamiento republicano sería la construcción del cementerio municipal de Barajas, ante la escasa capacidad del antiguo parroquial y sus deficientes condiciones higiénicas. El 3 de mayo de 1934, un año después de que así fuese acordado, quedaría inaugurada la necrópolis que todavía se halla en uso.

Manuel Jiménez, junto con otros concejales y miembros de la Agrupación Socialista de Barajas, sería detenido el 12 de octubre de 1934 por su implicación en la Huelga General convocada siete días antes. El consistorio quedaría en manos de una Comisión Gestora presidida por Ángel Llorente Sevillano desde el día siguiente hasta el 20 de febrero de 1936, cuando la corporación dirigida por Manuel Jiménez fue respuesta tras el triunfo electoral del Frente Popular el día 12 anterior.

La Guerra Civil trajo a Manuel Jiménez la triste noticia de la muerte de su hijo Marcial, a la edad de 21 años, acontecida el 3 de diciembre de 1936 en Pozuelo de Alarcón durante los combates de la Batalla de Madrid. También su labor municipal se vería mediatizada enormemente por las consecuencias sociales y políticas del conflicto bélico teniendo incluso que presentar su dimisión el 22 de julio de 1937 por un enfrentamiento con el Gobernador Civil. No obstante, Manuel Jiménez no se desentendería su compromiso con el Ayuntamiento de Barajas continuando su labor como concejal y asumiendo de nuevo el bastón de alcalde el 15 de febrero de 1939, pocos días antes del final de la guerra y cuando las instituciones republicanas ya se habían desmoronado por completo.

Manuel Jiménez sería detenido tras la Guerra Civil en virtud de de la Ley de Responsabilidades Políticas (2 de febrero de 1939). Su suerte hubiera pasado por enfrentarse a un pelotón de fusilamiento, la misma que la de muchos otros cargos políticos republicanos, de no haber sido por la mediación de Don Felipe Juana, el Párroco de la Villa de Barajas, que dirigía una misiva al Gobierno Civil el día 8 de Julio de 1939 en la que hacía constar, como ánimo de descargo frente a las acusaciones contra Manuel Jiménez, que tanto a él como a otro párroco residente en Madrid, Don Juan Ibáñez, les dio protección frente a las milicias que desarrollaron su actividad en los primeros meses de la contienda.

Tras dos años en prisión, Manuel Jiménez retomaría su profesión de jardinero trabajando, entre otros lugares, en la antigua Embajada de la Alameda de Osuna. Fallecería en Madrid el 15 de febrero de 1971, a los 84 años de edad.

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

1 comentario

  1. sorangel sanchez on

    me gustaria saber de la familia del sr manuel garcia jimenez y si ere de nacionalidad española porq de ser asi aqui en venezuela tiene una familia

Deja un comentario