¿Qué hacemos con la Avenida de Logroño?

1

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible plantea la conversión de la Avenida de Logroño en una calle urbana modificando su sección. InfoBarajas ha querido sondear la opinión de partidos políticos y asociaciones ante este proyecto.

¿Se pueden imaginar los vecinos del distrito una Avenida de Logroño con carril bici y más espacio para el peatón? ¿Querrían que así fuese? ¿Es una utopía o es posible? El Área de Desarrollo Urbano Sostenible, a través de su Dirección General de Estrategia de Regeneración Urbana, presentó hace año y medio una propuesta que plantea la conversión de la actual Avenida de Logroño en una calle urbana. Según la propuesta, la función de la actual vía suburbana, unir el antiguo Pueblo de Barajas con la A-2 y la Calle Alcalá, ha quedado obsoleta por la creación de nuevos viales (M-11, M-12, M-13 y M-14) que circundan el distrito y que pueden utilizarse para canalizar el tráfico de entrada y salida del mismo. En esta tesitura, el Ayuntamiento vería factible la modificación de los distintos tramos que componen la Avenida de Logroño para hacer coexistir en la misma el tráfico rodado, con un carril por sentido, el carril bici y más espacio para el peatón.

La propuesta de crear un Eje Cívico en el distrito se engloba dentro de la actual política municipal de dar más espacio para el uso de la bicicleta y desplazamientos a pie. En Barajas, además serviría como nexo de unión entre zonas sobre las que se proyectan ciertas modificaciones a través de actuaciones de regeneración urbana, como el Eje Histórico-Cultural de la Alameda de Osuna y el Casco Histórico de Barajas, que quedarían vinculadas por un itinerario peatonal.

Necesario estudio de movilidad

Hasta aquí el planteamiento básico; a partir de aquí difieren las posturas de los partidos políticos y entidades vecinales de Barajas que oscilan entre su apoyo al proyecto y su rechazo, todas ellas apoyándose en el escepticismo hasta que el Ayuntamiento no acometa un estudio de movilidad general en el distrito. «Estamos ante un boceto de proyecto que tiene que descender a la realidad. Es indispensable antes de dar cualquier paso, un buen estudio de movilidad que nos arroje la realidad de esta vía central para el distrito de Barajas y ver hasta donde se puede llegar, ya que esta es la parte más discutible de este proyecto», nos comenta Mercedes González, concejal socialista del Ayuntamiento y portavoz de Urbanismo.

En el mismo sentido se muestra Belén Ortiz, portavoz de Ciudadanos en el distrito de Barajas: «Entendemos que este breve documento presentado por el Área de Desarrollo Urbano Sostenible, es un comienzo para trabajar y debatir las modificaciones posibles. Previa a cualquier modificación, siempre se ha de contar con los imprescindibles estudios técnicos de impacto. Sin ellos, no podemos dar “carta blanca” a ningún proyecto».

Esquema básico de Eje Cívico de la Avenida de Logroño

Los problemas de la periferia

También abogan por la realización de este estudio de movilidad desde la Directiva de AFAO que, sin embargo, matizan la situación periférica respecto al resto de la ciudad del distrito y la Avenida de Logroño. «La realización de un proyecto así en una zona periférica de la ciudad puede chocar con la mayor escasez de transporte público y alternativas de movilidad –nos explican–; en la actualidad esta vía es muy utilizada por automóviles que vienen desde Ajalvir y Paracuellos y, por supuesto, por los empleados de Vodafone».

Según Juan Peña, portavoz del Partido Popular en Barajas, «es necesario recordar que hace 20 años ésta era una carretera de un carril por sentido y se hizo entonces imprescindible duplicar su capacidad consecuencia de la creación de nuevos desarrollos urbanísticos como Coronales y el Ensanche de Barajas en el distrito, y de otros en municipios como Paracuellos cuyos vecinos utilizan este acceso. A día de hoy y sin alternativas viables, desde el Partido Popular defendemos que la avenida de Logroño se mantenga ajena a grandes cambios».

Francisco del Pozo, Presidente de Alameda 2000, rechaza cualquier cambio en la secciones de la vía recordando que «esta avenida permite una rápida conexión de importantes zonas del distrito entre sí (Alameda y Barajas), con otras partes de la ciudad (Glorieta de Canillejas y el metro), con importantes vías de comunicación (con la M-40, con la M-11, con la M-12 y con la M-111) y da servicio a otras poblaciones (Paracuellos y zonas aledañas) en su acceso a la ciudad». Desde la entidad se defiende que la actual fluidez del tráfico y la rápida conexión que ésta conlleva entre las distintas partes del distrito podría devenir en una movilidad colapsada si se modificara la actual fisonomía de la avenida.

«Entendemos que la creación de un futuro eje cívico no implica que la Avenida de Logroño deje de cumplir su función de enlace con Canillejas y la A-2 –señalan desde Ahora Madrid–, ya que aun reduciendo los carriles existentes se conservaría la circulación de vehículos sin que esta se vea afectada ya que, como se ha apuntado anteriormente, su intensidad de tráfico no es tal.»

Eje Cívico – Avd. Logroño

Fluidez y conectividad

En lo que sí coinciden los partidos y las entidades vecinales con el Ayuntamiento es en remarcar la escasa intensidad de tráfico que aguanta la avenida, exceptuando las horas punta. Desde Alameda 2000 se recalca que «el tráfico entre la M-40 y la glorieta de la Ermita es suficientemente fluido, la parte que transcurre dentro de Barajas sí tiene problemas de fluidez, pero por falta de zonas de parada temporal que hacen que se aparque en doble fila». En este sentido también se muestra la directiva de AFAO: «sólo hay intensidad de tráfico en esta vía en las horas punta y por automovilistas no residentes en el distrito; en las horas valle es una avenida completamente sobredimensionada».

Y a partir de este concepto de fluidez donde se bifurcan las opiniones de unos, que la mantendrían para conservar una conexión más rápida entre los núcleos del distrito, y otros, que la aprovecharían para reducir las secciones de la vía. Entre los primeros, Juan Peña (PP) nos recuerda que «queda patente que la avenida de Logroño tras su remodelación hace más de 20 años junto con la creación del Parque Juan Carlos I y el desarrollo de Coronales ha supuesto una transformación sin precedentes en el distrito, convirtiendo lo que era la inhóspita carretera de Ajalvir – Vicálvaro en una gran avenida ajardinada. Desde entonces el acceso entre cuatro de los cinco barrios (Alameda de Osuna, Corralejos, Casco Histórico y Timón) del distrito es mucho más fluida, quedando muy bien comunicados para peatones y vehículos gracias a la avenida de Logroño».

Belén Ortiz (C’s) aprovecharía la actual fluidez para afrontar la remodelación de la vía: «su diseño actual, de carretera suburbana, adecuada al momento en que esta vía era la única salida de Barajas hacia la A-2, ha quedado desfasado por la creación de otras carreteras que permiten salir del distrito. La Avda. de Logroño –prosigue– necesita una modificación que suponga la racionalización del uso del espacio público, adaptado a las necesidades actuales, que varían en una ciudad que evoluciona».

Desde el PSOE, Mercedes González se muestra en este mismo sentido: «Todo depende del estudio de movilidad y de los datos que éste arroje. De acuerdo a éste se podrá avanzar más o menos. Pero la idea de regenerar un distrito a través de un eje cívico que conecte la centralidad o centralidades, como es el caso de Barajas, es algo que el PSOE lleva proponiendo siglos, porque es una buena manera de hacer ciudad, ya que regenera y pone en valor las cualidades de cada distrito».

Desde Ahora Madrid se recuerda que «esa conexión con Canillejas no sólo se mantendría sino que se reforzaría con itinerarios peatonales y ciclistas, con más transporte público. La creación de un eje cívico posibilitaría que la Avenida de Logroño dejase en buena parte de ser una frontera física entre un barrio y otro, entre Timón y el Casco, entre Corralejos-Coronales y la Alameda de Osuna, a ser un eje de convivencia y coexistencia que además fomente la conexión entre eje cultural de la Alameda de Osuna con el Casco Histórico de Barajas».

Eje Cívico – Secciones Avd. Logroño

La circunvalación del Casco Histórico de Barajas

Una actuación previa a una hipotética reconversión de la Avenida de Logroño es la creación de la Circunvalación del Casco Histórico de Barajas, proyecto que ya tiene presupuesto aunque no se han realizado hasta la fecha avances palpables. Gran parte del proyecto de modificación de la artería pasaría por la materialización del cierre de la Calle Ayerbe. Entidades y partidos coinciden en señalar que la parte de la Avenida de Logroño más colapsada y que más problemas de movilidad presenta es la que discurre entre la Glorieta de la Ermita y la bifurcación con la Calle Timón. Alameda 2000 si vería aquí con buenos ojos una modificación de la sección. Según Francisco del Pozo, «Sólo en la zona existente en el barrio de Barajas se plantean problemas de circulación, los cuales quedarían reducidos si se ejecutase la tan esperada Circunvalación del Casco Histórico y se ordenase la circulación y entonces sí se podría convertir esa zona en espacio cívico».

«Hay que señalar que previamente debe de llevarse a cabo la denominada Circunvalación del Casco Histórico –apuntan desde Ahora Madrid– que cambiará por completo la movilidad en el pueblo de Barajas reduciendo de una manera drástica la circulación por la Avenida de Logroño y solventará buena parte de los problemas de aparcamiento de nuestros vecinos y vecinas». También ve necesaria la creación de la Circunvalación Mercedes González (PSOE), si bien lamenta que la escasa capacidad para ejecutar el presupuesto por parte del Ayuntamiento de Madrid: «ver el inicio de la circunvalación de la calle Ayerbe en 2019 ya sería un logro».

Conexión entre los barrios del distrito

La Avenida de Logroño «es un eje central del distrito pero a mí me gustaría que no nos quedáramos tan sólo en el dedo, que es la avenida de Logroño, cuando en realidad lo que debemos de ver es la luna –argumenta Mercedes González por parte socialista–. Este boceto de proyecto señala un camino que como concepto de ciudad y de regeneración de distrito no deberíamos perder en ningún caso, gobierne quien gobierne; porque marca acciones estratégicas que cambian la configuración morfológica de Barajas, define áreas de centralidad como el Jardín de El Capricho, el Castillo de los Zapata, el Parque Juan carlos I, la Plaza de Barajas, y en torno a ello, marca unos ejes de conexión que unen lo más singular de nuestro distrito».

Belén Ortiz plantea además que el proyecto facilite la movilidad en transporte público: «En el proyecto presentado por el Ayuntamiento, no encontramos un lugar para el autobús. Pensamos que merece ser estudiada la posibilidad de contar con un carril bus, para la salida de Barajas, con el objeto de que las líneas de la EMT y las interurbanas, mantengan su velocidad media y regularidad, especialmente en hora punta».

Desde Alameda 2000 se dejan sobre la mesa otras posibilidades: «la interconexión cívica de los barrios puede lograrse de mejor forma con otras actuaciones que no suponen quitar lo existente que funciona bien. Actuaciones posibles son: prolongar la Vía verde hacia Barajas (tanto acceso peatonal como ciclista), mejorar el diseño actual del circuito para bicicletas en la Vía Verde, mejorar el acceso ciclista desde Barrio Aeropuerto al circuito de Vía Verde, mejorar el acceso peatonal entre B. Aeropuerto y Alameda, mejorar el acceso -peatonal y ciclista- desde Corralejos hacia Timón».

Según Juan Peña (PP), «creo que es perfectamente compatible la configuración actual de la avenida de Logroño con la creación de un Eje Cívico, hay tramos donde las aceras se pueden ensanchar y otros donde las aceras existentes son generosas y permiten el tránsito holgado de peatones. Insisto que sin alternativas reales caben pocas modificaciones y en todo caso este proyecto exige de un estudio riguroso del tráfico global en todas las vías existentes en el distrito».

Un distrito más sostenible

La Directiva de AFAO también se muestra a favor de esa interconexión de carácter más cívico entre los distintos barrios del distrito, si bien incide en profundizar en políticas de sostenibilidad. «Hoy en día, el automóvil en las ciudades contemporáneas en un medio de transporte que ya ha quedado obsoleto. Es necesario –explican– estructurar nuestras ciudades de manera que tengamos que depender lo mínimo de él y facilitar el desplazamiento a pie o en bici».

Desde Ahora Madrid apuntan que «tenemos que entender que la movilidad en las ciudades del siglo XXI pasa por la sostenibilidad, hay que remarcar que no sólo es una cuestión de movilidad sino calidad de vida y salud pública, el fomento de una movilidad sostenible es la mejor de las políticas para luchar contra la contaminación, contra esa boina de dióxido de nitrógeno (NO2) que nos está ahogando».

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

1 comentario

  1. Magnífico crear un carril bici, así los abuelos con cochecito de niño podrán circular por él, impidiendo hacerlo a bicicletas, como pasa con tantos carriles-bici del distrito.

Deja un comentario