El autobús a Ramón y Cajal, un ejemplo de rentabilidad social

0

Este lunes 19 de marzo de 2018 ha sido un día histórico para Barajas: por fin ha arrancado una línea de autobús directa a su hospital público de referencia, el Ramón y Cajal. Una línea que recorre todos los barrios del distrito, para conectar finalmente con vías rápidas que permiten llegar al hospital con total comodidad y en unos tiempos excelentes.

Ha sido muy emocionante ver el entusiasmo y el orgullo de las vecinas y vecinos del distrito, que por fin han visto hecha realidad una de sus reivindicaciones históricas. Más de veinte años de lucha para conseguir una cosa tan básica como una buena conexión con su hospital. Algo que no es un lujo ni un capricho, sino una necesidad fundamental, que es especialmente importante para la población más vulnerable (mayores, personas enfermas, sus familiares…).

Años y años de miopía política, de no atender las verdaderas necesidades de las vecinas y los vecinos de Barajas, hasta que un gobierno como el de Ahora Madrid ha hecho propia la reivindicación para pelearla y canalizarla hasta que se ha hecho realidad.

Me siento muy orgullosa de haber encabezado esa reivindicación, de haber servido de herramienta para que las vecinas y vecinos de Barajas la hayan conseguido.

Desde los primeros días de mi mandato recibí el encargo de luchar por esta línea de autobús. Cuando pusimos en marcha el Plan Participativo de Actuación Territorial, volvió a aparecer como una de las propuestas más destacadas y finalmente, cuando se sometió ese Plan Participativo a consulta ciudadana, la línea directa de autobús al Ramón y Cajal fue, con diferencia, la propuesta más apoyada de las casi setenta que se presentaban. Más del 67% de las personas que votaron, marcaron esa propuesta.

No ha sido un camino fácil. Las gestiones han sido duras, pese al clamor vecinal. Ha habido que convencer a gestores públicos de que un servicio como ese no se podía valorar desde la óptica de la rentabilidad económica sino de la rentabilidad social.

También tomamos la decisión de emplear buena parte del Fondo de Reequilibrio Territorial para poner la línea, ante las constantes negativas de la Comunidad de Madrid y finalmente llevamos junto al PSOE una proposición al pleno del Ayuntamiento, que fue aprobada.

Todo ello dio como fruto que se consiguiera hace unos meses la línea directa desde San Blas-Canillejas, distrito del que también soy concejala, y, pese a la decepción que supuso para Barajas el que no se pusiera la línea entonces, yo estaba convencida de que era cuestión de poco tiempo. El éxito fulgurante de la línea de San Blas-Canillejas fue el argumento definitivo para que no pudiera haber excusas para implantar la línea de Barajas.

Esta nueva línea al hospital Ramón y Cajal, además de ese servicio primordial, también cumple algunos otros, de menor calado, pero igualmente importantes. Por ejemplo, conectar todos los barrios de Barajas, algo que hasta ahora era imposible hacer en transporte público, o mejorar muchísimo la comunicación del distrito con una de nuestras universidades públicas más importantes, la Universidad Autónoma de Madrid.

Además de la lucha de los vecinos y vecinas de Barajas, auténtica clave del logro, quiero agradecer también el trabajo realizado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad encabezada por Inés Sabanés y de la Empresa Municipal de Transportes, con Álvaro Fernández al frente. Sin vuestro apoyo y firmeza, tampoco hubiera sido posible.

Marta Gómez Lahoz
Concejala Presidenta Junta Municipal Barajas

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario