Del Monasterio de El Paular a la Morcuera

0

Eco-Viajes.com te propone recorrer uno de los espacios protegidos más singulares del futuro Parque Nacional de Guadarrama: Peñalara. La ruta, sencilla, parte del monasterio de El Paular y discurre por el Camino Viejo de Madrid, el itinerario más directo que antaño unía la cartuja serrana con la Corte madrileña.

El Parque Natural de Peñalara es uno de los Espacios Naturales Protegidos más antiguos de España –goza de ese estatus desde el año 1.930-: hay cuatro rutas verdes balizadas por el Valle de El Paular, una forma fantástica y fácilmente accesible de descubrir los rincones más singulares del entorno de la localidad de Rascafría, en plena sierra madrileña.

Te proponemos realizar la denominada “Ruta Verde nº 6”, que comienza junto al monasterio de Santa María de El Paular y concluye en el Puerto de la Morcuera: un recorrido especial por la naturaleza serrana, pero también por su historia, ya que gran parte de la travesía transcurre siguiendo la guía del Camino Viejo de Madrid, el itinerario más directo para llegar a la Corte Madrileña desde la cartuja. El monasterio comenzó a construirse a finales del siglo XIV y ejerció un papel muy importante a lo largo de cuatrocientos años.

Durante el recorrido el paisaje sorprende con robledales, pinares, praderas en la zona más alta de la montaña y unas panorámicas privilegiadas de lugares emblemáticos del Guadarrama como el macizo de Peñalara, la Cuerda Larga o del Valle del Lozoya.

El itinerario propuesto parte de la Casa del Parque, salva el cauce del Lozoya por el Puente del Perdón, una obra barroca del siglo XVIII, y se adentra en la montaña siguiendo la ruta balizada: hay 28 indicadores en los que aparece marcada en verde la Ruta nº 6. No hay pérdida posible en el recorrido a seguir. La ruta puede recorrerse a pie, en bici, a caballo o practicando esquí de fondo cuando hay nieve.

La bici, una buena opción para hacer la ruta. ©eco-viajes.com

Pronto dejarás atrás la finca de Los Batanes, con arboledas y sotos fluviales, y llegarás al área recreativa de Las Presillas –lugar hasta el que también se puede acceder con vehículo-. Este enclave, desde el que hay una vista perfecta del Macizo de Peñalara se llena, durante los meses estivales, de familias que se refrescan en las frías aguas que bajan de la montaña. El resto del año sus verdes praderas están tomadas por caballos que se hacen los dueños del lugar y pastan tranquilamente.

En este punto comienza el bosque de robles rebollos, la baliza número 5 marca la bifurcación entre las rutas verdes nºs 1 y 6; toma la pista de la izquierda, siguiendo las balizas verdes. La siguiente bifurcación del camino está en la baliza 10, donde se encuentra la variante que conduce hasta la Cascada del Purgatorio (espectacular, sobre todo, durante la primavera, con el deshielo). Si decides acercarte hasta allí debes saber que tendrás 2 horas de caminata ida y vuelta.

A partir de la baliza 11 el paisaje cambia y el roble da lugar a un extenso pinar de pino silvestre. Entre el pino, los acebos se abren paso y le roban a aquél parte del protagonismo. La baliza 11 puede llevar a confusión, en este punto, tendrás que girar hacia la izquierda.

Entre las balizas 14 y 16 se puede optar por un itinerario alternativo, que abandona la pista forestal, para llegar a las llamadas cumbres del Purgatorio desde la que tendrás una vista panorámica del valle del Aguilón y de las Cascadas del Purgatorio si bajan con mucha agua. Este recorrido alternativo no es apto para bicicletas y deberás tener en cuenta que te llevará 1 hora más del tiempo marcado.

Ambos caminos vuelven a unirse a partir de la baliza 16, en una zona de pinares de repoblación en la que la senda da una tregua al caminante, con una pequeña bajada. En esta zona alta del recorrido las llanuras comienzan a dominar el paisaje y las duras condiciones ambientales hacen que el matorral sea la formación vegetal mayoritaria aunque los piornos serranos y los enebros conviven con algunas zonas repobladas con pinos.

No dejes de mirar al cielo: es normal que los buitres vayan acompañando con su vuelo en círculo toda la excursión.

Poco después se llega a una zona de amplios pastizales desde la que se puede disfrutar de una excelente panorámica de Peñalara y la Cuerda Larga.  Y una vez superada la baliza 24, parte un cortafuegos que termina junto a la fuente y el mirador dedicado a Manuel Bartolomé Cossio, fundador, junto a Giner de los Ríos, de la Institución Libre de Enseñanza.

El itinerario propuesto concluye en el refugio de la Morcuera, bajo el pico de La Najarra. Estarás a 1.796 metros de altitud y la tranquilidad es absoluta. Ahora toca reponer fuerzas para después emprender el camino de vuelta.

Más información:

Oficina de Turismo de Rascafría (Avenida del Paular s/n. Tel. 91 869 18 04).

OTROS DATOS DE INTERÉS

Longitud del recorrido (ida y vuelta): 27 km.

En el punto de partida, podrás visitar el Monasterio de Santa María de El Paular (Tel. 91 869 14 25 y http://www.elpaular.org/) y el Centro de Educación Ambiental “Puente del Perdón” (Tel. 91 869 17 57), desde el que se realizan sendas guiadas y autoguiadas, visitas temáticas, cursos, talleres agroecológicos y exposiciones.

Si quieres conocer mas rutas, entra en

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario