¿Qué esconden y cuánto nos cuestan los escándalos del Partido Popular?

0

Un mes más, de un año más, ha vuelto a estallar otro escándalo del Partido Popular en Madrid, esta vez la protagonista ha sido, ni más ni menos, que la propia presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, quien ni corta ni perezosa entre los méritos y estudios de su currículum incluía un título de “Master en Derecho Autonómico” otorgado, de manera más que sospechosa, por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Más que sospechosa porque, a día de hoy, sabemos que presuntamente, Cristina Cifuentes, de haber realizado ese Master, habría tenido un marcado trato de favor, se matriculó fuera de plazo, nunca acudió a clase, nunca hizo ningún examen y nunca presentó ningún trabajo, y además para justificar su título presentó ante los medios de comunicación documentos falsificados y fabricados “a medida” por algunos miembros de propia Universidad, lo que podría acarrear delitos penados con la cárcel, como el de falsedad en documento público.

Pero todo este embrollo no es más que otra gota en la inmensa charca de corrupción en la que han estado nadando durante años multitud de miembros del Partido Popular en Madrid. La trama Púnica, el caso Gürtel, Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ex consejero de la Comunidad de Madrid y ex secretario general del Partido Popular de Madrid, o Esperanza Aguirre, también expresidenta de la Comunidad de Madrid, son nombres que aparecen día sí y día también en los medios de comunicación y que dejan en evidencia a las instituciones madrileñas.

Pero este problema va más allá, estos escándalos nos afectan a todos de manera más que evidente y somos nosotros, los madrileños, quienes acabamos pagando de nuestro bolsillo estos nefastos desgobiernos, miles de millones en deudas adquiridas tanto por el Ayuntamiento de Madrid como por la Comunidad de Madrid durante más de 25 años de mandatos del Partido Popular.

En este punto quiero recordar que, precisamente, desde que gobierna Cristina Cifuentes la deuda de la Comunidad de Madrid ha aumentado en más de 5.500 millones de euros, un brutal aumento de deuda que no ha venido acompañado de mejoras significativas en la calidad de vida de los madrileños, y sin embargo Manuela Carmena ha logrado reducir en el mismo periodo de tiempo la deuda del Ayuntamiento en más de 2.200 millones, licitando además la construcción de 13 nuevas escuelas infantiles, o poniendo en marcha la construcción de más de 2000 nuevas viviendas públicas, o en Barajas instaurando el autobús al hospital Ramón y Cajal y renovando los centros escolares o la escuela de música, por poner algunos ejemplos.

Volviendo al tema que da título a este artículo, sobre lo que esconden y lo que nos cuestan los escándalos del Partido Popular, voy a mencionar algunos casos al azar, escándalos muchos de ellos ya judicializados y otros que sirven como ejemplo de las nefastas políticas llevadas a cabo en Madrid por el Partido Popular, y que cada cual saque sus propias conclusiones.

Venta de 1860 viviendas a fondos de inversión, los comúnmente llamados fondos “buitre”, por parte del gobierno de Ana Botella, con un perjuicio patrimonial ocasionado a la EMVS superior a los 162 millones de euros, producido en connivencia por acción y omisión en las irregularidades detectadas por parte de la Comunidad de Madrid, que no sólo no veló por el cumplimiento de las adecuadas normas de control e inspección sino que colaboró activamente modificando la reglamentación para permitir este expolio del patrimonio público.

El fracaso de la ciudad de la Justicia en Valdebebas, que ha supuesto un “quebranto patrimonial” de más de 130 millones de euros. Entre otros, dos edificios que costaron 19 millones de euros y de los que no se ha puesto ni una sola piedra, facturas perdidas o cientos de miles de euros en gastos sin justificar.

El fracaso de la “aventura olímpica” de Madrid, con más de 6.500 millones dilapidados en infraestructuras inacabadas.

Las obras ilegales del Campo de Golf de Chamberí, el proyecto inicial, una gran zona verde, se cambió sin avisar y sin licencias para construir el campo, cuya adjudicación y gestión es una pieza del caso Lezo, presuntamente, la gestión del campo de golf se había concedido a familiares del expresidente autonómico Ignacio González y de ella se obtuvieron “incrementos patrimoniales ilícitos a costa de fondos públicos de la Comunidad de Madrid”. Gracias a la lucha vecinal se ha empezado a demoler para construir un parque.

El auditorio del Juan Carlos I, tras invertir más de 40 millones de euros y un proyecto privado fallido de uso como centro de ocio con terraza y espectáculo, fue abandonado a su suerte y su estado de deterioro es más que evidente. El Ayuntamiento de Madrid y la Junta de Barajas pondrán en marcha su renovación a finales de este año.

Adjudicación de colegios concertados, Francisco Granados, ex secretario general del PP de Madrid y número tres del Gobierno de la Comunidad, usaba sus influencias políticas para que los ayuntamientos madrileños, entre ellos el que él mismo gobernó, Valdemoro, cedieran el suelo a precio inferior al de mercado con el argumento de que el colegio concertado era un servicio para el municipio y después se aseguraban de que el centro educativo recibiese el concierto por parte del Ejecutivo regional, recibiendo por cada colegio construido “mordidas” de entre 900.000 y 1,2 millones de euros.

Y así podríamos seguir y seguir con las docenas de escándalos en los que está inmerso el Partido Popular, escándalos de los que muchas veces solo vemos la punta del iceberg, porque no consiste solo en que a ciertos políticos les “regalen” un ático o unos trajes o te paguen una fiesta de cumpleaños, es todo lo que hay detrás, lo que conlleva ese “regalo”, son los “supuestos tratos de favor” que llevan aparejados para conseguir un determinado contrato de construcción o la concesión de la gestión de una autopista o un hospital. Construcciones que normalmente tendrán sobrecostes millonarios o gestiones privadas, como en educación, sanidad o autopistas, que más tarde se verán avocadas a un rescate con dinero público.

La próxima vez que escuchemos, leamos o veamos un escándalo del Partido Popular, yo recomiendo que esperemos a que se disipe la cortina de humo para analizar lo que realmente esconde, porque está más que comprobado que, desgraciadamente, tendrá algún coste para los ciudadanos de Madrid.

Diego González Toribio
Portavoz Ahora Madrid JMD Barajas

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario