Un vecino ejemplar

0

La inauguración el jardín en honor del alcalde republicano de Barajas se hacía coincidir con una fecha muy señalada en el calendario, 14 de Abril. Sin embargo, más allá de las ideologías, todo vecino de Barajas puede estar orgulloso del reconocimiento que se le hace a este personaje histórico, que contó con el respaldo unánime de todos los grupos políticos.

Su biografía política podría resumirse en una palabra: compromiso. Efectivamente, fue Manuel Jiménez un hombre comprometido con su ideología. Lideraría el movimiento obrero en un municipio de carácter puramente rural, con una estructura socioeconómica claramente caciquil que había permanecido inalterable desde el siglo XVIII. Aún con estas adversas condiciones, se convertiría en alcalde de Barajas tras las elecciones de 12 de Abril de 1931. Ese mismo compromiso ideológico le llevaría a la cárcel tras la Huelga General de 1934, cuando quedara suspendido de funciones el propio Ayuntamiento de Barajas.

Pero más allá de la ideología, el compromiso de Manuel lo sería con Barajas, con sus vecinos. Él avanzaría en la modernización de la antigua villa con la creación de las Escuelas Nacionales para la población infantil y con el impulso de la educación para adultos. Asimismo, también construiría el actual cementerio de Barajas.

Después de haber dimitido en 1937 por un fuerte enfrentamiento con el Gobierno Civil, tras el que quedaría como concejal de la corporación, daría de nuevo el paso para asumir el bastón de mando pocos días antes de la finalización de la Guerra, cuando los cargos republicanos estaban claramente en desbandada, sabiendo que el final de su vida podría haber pasado por cualquiera de los muros del cementerio de La Almudena.

Podría haber sido así de no haber mediado Don Felipe, párroco de la Iglesia de San Pedro Apóstol, a quien en los primeros compases de la Guerra había ocultado en el propio Ayuntamiento de Barajas para evitar que las milicias se lo llevaran para ajusticiarlo, como sucedía a menudo. Y es que, por encima de todo, el compromiso del alcalde lo fue con la vida de sus propios vecinos.

Manuel Jiménez, Don Manuel, constituye un verdadero ejemplo a seguir. Seguramente, en la actualidad queden pocas personas como él, por lo que el reconocimiento realizado a su figura por el Ayuntamiento de Madrid es del todo acertado. El único pero es que tal reconocimiento no se hubiera realizado mucho antes.

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario