El gran error de Carmena con El Capricho

1

Todos los madrileños, y más especialmente todos los vecinos de Barajas, consideramos el Jardín Histórico de El Capricho una de las joyas más valiosas de nuestro municipio. Se trata de catorce preciosas hectáreas, resultado del gusto por la belleza, y el refinamiento, de su primera propietaria, la Duquesa de Osuna, que lo comenzó a construir a finales del siglo XVIII.

El Capricho ha sobrevivido, casi milagrosamente, a múltiples avatares, como la invasión francesa, subastas con cambio de propietario, a la Guerra Civil, que nos dejó el Bunker, y a posteriores décadas de abandono. Fue en 1974 cuando lo compró el Ayuntamiento de Madrid, y en 1985 fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC), lo que le otorga la máxima protección. Esto significa que nuestro Jardín de El Capricho es tan valioso, y hemos de cuidarlo y protegerlo tanto, como el Jardín de El Buen Retiro.

Evidentemente, esta joya es anterior a cualquiera de las corporaciones municipales que han gobernado nuestra ciudad desde la llegada de la democracia. Y como el patrimonio nos pertenece a todos, pensamos que el principal objetivo de cualquier equipo de gobierno es mantenerlo, conservarlo en las mejores condiciones, para que pueda ser disfrutado por las generaciones venideras.

Nuestra actual Alcaldesa, Manuela Carmena, al poco tiempo de tomar posesión de su cargo, en el verano de 2015, visitó El Capricho. Comentó que es uno de sus rincones favoritos de la ciudad. Ensalzó la figura de la Duquesa de Osuna, una mujer ilustrada, y muy avanzada para su época. Una mujer que hizo de su jardín, su gran obra. Y destacó también la alcaldesa la restauración y el estado ejemplar en el que se encuentra el Jardín.

Ahora pasamos del veranos de 2015, a la primavera de 2018.

Actualmente el Ayuntamiento de Madrid, liderado por Ahora Madrid, por Manuela Carmena, ha comenzado unas obras en el palacio de El Capricho, que atentan frontalmente con las bonitas declaraciones del verano de 2015. Han aprobado la ejecución de un proyecto que agrede gravemente a un Jardín Histórico. Unas obras que incumplen las normas urbanísticas de Madrid, que nos obligan a todos, también a este Ayuntamiento, que no se puede situar por encima de ellas.

Y así lo están denunciando asociaciones culturales de Barajas, como la Asociación Cultural de Amigos del Jardín El Capricho, Barajas BIC, o la Asociación de Vecinos más numerosa del distrito, Alameda 2000.

¿Por qué nos oponemos a este proyecto? ¿En qué consiste tal agresión, que denunciamos?

Junto al palacio, en su lateral que da al sur, se sitúa un jardín bajo, que no está abierto al público como el resto de El Capricho. Esta zona se conoce como “El Jardín de la Fuente de las Ranas”, porque cuenta con una fuente adornada con tres ranas de bronce. Esta parte de El Capricho es la más antigua de todo el Jardín. Tenemos noticia de su existencia desde el siglo XVI. Justo este punto fue el germen de El Capricho, pues fue la primera propiedad que compraron los Duques de Osuna, y que tras posteriores ampliaciones, transformaron en el actual El Capricho.

A la Duquesa le gustó tanto la configuración de este jardín cuando lo adquirió, que encargó al jardinero real Pablo Boutelou su incorporación al resto de sus posesiones.

Su valor histórico es incuestionable.

Pues bien, el aberrante proyecto de Ahora Madrid, pretende construir en este punto una caseta de hormigón prefabricado, con una solera de 50 metros cuadrados, con sus cimientos,  donde situarán el cuarto de instalaciones del palacio, con un centro de transformación, y una bomba de calor. Este enorme pegote de hormigón, de tres metros de altura, será adosado a la tapia histórica de El Capricho, abriendo en la misma una apertura, a la calle Rambla, hoy inexistente.

Ningún gobierno municipal anterior, sin ninguna duda, ha sido tan dañino para El Capricho.

La Sra. Manuela Carmena, que tanto dice admirar el Jardín de El Capricho, y que tanto dice valorar el patrimonio de todos, con su proyecto, va a destrozar el arbolado existente en la zona, va a modificar la tapia histórica, va a quebrar la perspectiva existente en esa parte del Jardín. El proyecto de Manuela Carmena considera esta parte del Jardín, la más antigua, un “cuarto de servicios”. Va, en definitiva, a destruir esta belleza, que se ha conservado durante tantos años. Esta es la sensibilidad, el cuidado, el respeto de Ahora Madrid al patrimonio de todos, con Manuela Carmena a la cabeza, liderándolo.

En Ciudadanos hemos denunciado en repetidas ocasiones este despropósito a través de nuestros Concejales, y hoy, desde esta Tribuna, volvemos a dirigirnos directamente a la Alcaldesa de Madrid:

Sra. Carmena: Deténgase a analizar este proyecto, sus consecuencias, escuche a los expertos, preste a El Capricho la atención que se merece, revierta este atropello. Aún está a tiempo de parar semejante equivocación. Si tanto dice apreciar el Jardín de El Capricho, y admirar a la Duquesa de Osuna, demuéstrelo respetando su legado más importante, respetando su Jardín. Sra. Carmena, respete a El Capricho.

Belén Ortiz Calle
Portavoz Ciudadanos JMD Barajas

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

1 comentario

  1. De una “bruja” cómo esta tipa se puede esperar cualquier cosa. Espero que los madrileños el próximo año analicemos nuestro voto y botemos a este esperpéntico equipo de desgobierno municipal.

Deja un comentario