Aprobación del Plan Especial que protege la Quinta Torre Arias

0

El documento establece la conservación del carácter integral de la quinta y garantiza su destino y gestión públicos

Tras superar el periodo de información pública, el Plan Especial para la Protección de la Quinta Torre Arias será elevada al Pleno del Ayuntamiento del próximo 26 de junio para su aprobación definitiva. Un documento urbanístico que establece la conservación del carácter integral de este espacio singular de la ciudad en su doble vertiente de finca de recreo y explotación agropecuaria, y que completa la catalogación del patrimonio histórico, incorporando el jardín, elementos singulares, edificios y arbolado. También establece el destino del ámbito para usos dotacionales de uso público y dispone la gestión pública del ámbito, que asumirá el Ayuntamiento de Madrid.

Este nuevo Plan Especial, cuyo objetivo principal es conservar el carácter integral de la Quinta garantizando su destino y gestión públicos, ha sido redactado en colaboración con los vecinos y vecinas del barrio, muy especialmente con las aportaciones de la Plataforma en Defensa de Torre Arias, que han luchado para conseguir que este espacio se mantuviese como un espacio de uso público. El anterior Plan existente, aprobado en 2014 y rechazado a causa de una denuncia vecinal, permitía la implantación de una universidad privada en este recinto.

Un segundo objetivo del nuevo Plan aprobado es completar la protección del patrimonio histórico, incorporando a la catalogación del jardín, los edificios, los elementos singulares y el arbolado de especial valor.

En total, el documento protege 13 edificios históricos con una superficie edificada de más de 7.000 m2 y 50 elementos singulares. Se catalogan como edificios singulares el propio palacio de la quinta, construido a finales del siglo XVI,  junto a las caballerizas, la casa de guardas, los invernaderos y las porquerizas, entre otros, mientras que la casa de los jardineros y el matadero recibe una protección estructural.

También establece una protección específica del grado volumétrico para determinados edificios de escaso valor y en mal estado, pero interesantes por su relación con el pasado agropecuario de la quinta, como es la casa de las patatas o la vaquería, y que permitirán tanto conservación e incorporación al parque como testimonio histórico, como su reconstrucción para alojar las necesidades de los nuevos usos dotacionales. Entre los elementos singulares que se protegen, se encuentran los relacionados con la gestión del agua, como norias, pozos, fuentes o albercas.

Un espacio para la ciudadanía

De esta forma, Madrid recupera para la ciudad un espacio singular e histórico, a disposición de la ciudadanía como parque urbano que, en atención a la historia y valores de la quinta, conservará las características de sus usos de carácter agropecuario. En este sentido, una buena parte del parque se encuentra ya abierto al público.

El ámbito

Situado en la calle de Alcalá, 551, en el distrito de San Blas, el ámbito del Plan Especial ocupa una superficie total de 184.380 m2 integrada por dos partes: la finca histórica de 160.896 metros cuadrados y protegida con nivel 1 en el Catálogo de Jardines y Parques del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid; y la parcela lindante en el norte, sin cultivar y sin construcción alguna, de 23.484 m2. La finca histórica cuenta con una casa-palacio y distintas dependencias con una superficie construida de 7.031 m2 que ocupan 2.848 m2 de suelo.

Titularidad

La totalidad del ámbito es de titularidad municipal, en virtud del convenio suscrito el 15 de julio de 1986, si bien la posesión se materializó con fecha 19 de junio de 2013, tras el fallecimiento de la cedente, Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, condesa de Torre Arias.

FUENTE: madrid.es

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario