¿Cómo será la nueva biblioteca de Barajas?

0

Vecinos del distrito debatieron sobre el nuevo equipamiento en un taller participativo. Sus conclusiones serán incorporadas al concurso de ideas que tendrá lugar después del verano.

¿Un jardín cultural habitable? ¿Un espacio para que los jóvenes de Barajas puedan crear y estudiar? ¿Un lugar para la sociabilidad y la cultura? La nueva biblioteca de Barajas deberá apoyarse en estos tres pilares básicos, según la opinión de los vecinos participantes en el taller participativo impulsado por la Dirección General de Intervención en el Paisaje Urbano y Patrimonio Cultural que tuvo lugar el 7 y 8 de Mayo.

El objetivo de este proceso era el de incluir en el pliego del concurso de arquitectura destinado a la creación de equipamiento, que se construirá en la Calle Feriantes (Casco Histórico), el mayor número de datos sobre el distrito de Barajas así como la opinión de los vecinos.

Si bien en otros distritos no era necesario, en Barajas sí fue preciso debatir sobre la identidad del distrito. La singularidad del mismo respecto del resto de Madrid será el telón de fondo sobre el que se diseñe la biblioteca que, por tanto, tendrá que tener presente conceptos como el carácter fronterizo del distrito, su conformación como “pueblo urbano”, la diversidad intrínseca del mismo emanada de las diferencias entre todos sus barrios y el gran interés por la cultura entendido en un amplio sentido, desde el recuerdo de su historia y el respeto al patrimonio histórico hasta las nuevas creaciones culturales.

«Este es el reto de la futura biblioteca –como concluye el estudio–: preservar esa variedad de mundos culturales y a la vez unir y crear puentes entre las islas y superar las divisiones mediante un espacio público común que haga posible el diálogo y la expresión de las diferencias». A partir de aquí surge la pregunta de cómo plasmarlo en un edificio, pregunta a la que también darían respuesta los participantes en el taller.

Será necesario que la biblioteca sea un “jardín cultural habitable”, un espacio que favorezca el encuentro para el intercambio cultural. También la creación de un espacio donde los jóvenes, sector de la población que une todos los barrios del distrito, puedan “estudiar y crear”. Por último, la biblioteca debe favorecer la “sociabilidad y la cultura”, ser un lugar de encuentro intergeneracional en el que tengan cabida todas las diferencias culturales existentes en el distrito.

Un salón de actos y un espacio exterior cualificado

Con el fin de plasmar las ideas básicas sobre el equipamiento, se debatiría qué servicios e instalaciones serían necesarios para responder a las diversas inquietudes.  La apuesta es clara a favor de un salón de actos para unas 150 personas que quede perfectamente integrado con el funcionamiento de la biblioteca. Asimismo, también se considera importante la existencia de un patio interior o jardín exterior en el que también se puedan realizar acto e intercambios culturales.

Muy importante, también, la existencia de una sala infantil y bebeteca para la realización de actividades relacionadas con este sector de población. Los jóvenes deberán tener un espacio para la creación cultural (ensayo y producción musical, juegos de mesa, videojuegos, trabajos en grupo, visionado y producción de series y películas).

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario