Aquí no crece la hierba

0

Institución y reivindicación histórica en el distrito: el Club Deportivo Barajas sigue reclamando la instalación de césped artificial en su terreno de juego.

“La lluvia es buena para el campo”; este viejo dicho popular no es aplicable al campo de fútbol del Club Deportivo Barajas. De hecho, las abundantes precipitaciones de la pasada primavera ocasionaron la suspensión de varios partidos y entrenamientos de las diferentes categorías del club. A día de hoy, todo sigue igual, un campo de fútbol de tierra (de los pocos que quedan en Madrid) y los integrantes del club con los ojos puestos en dos sitios: por un lado, en parte meteorológico y, por otro, en las negociaciones que se llevan a cabo con AENA para la cesión del terrenos al Ayuntamiento, condición primera para que éste pueda instalar césped artificial en él.

El pasado 16 de Mayo hubo una reunión a tres bandas entre la directiva del Club, la Junta Municipal de Barajas y AENA. Sobre la mesa, la posible cesión al Ayuntamiento de las instalaciones por parte del organismo estatal. Según Marta Gómez Lahoz, presidenta del distrito, la Junta de Barajas ha solicitado al Área de Desarrollo Urbano Sostenible el cambio de uso del terreno, en la actualidad calificado como aeroportuario por el PGOUM, para que sea declarado como deportivo. Quizá parezca iniciar la casa por el tejado, pero una cesión directa por parte de AENA sin haber realizado este cambio previo podría avocar al Club a dejar las instalaciones al no tener éstas tal reconocimiento en el Plan General.

Consenso político

Los cuatro grupos con representación municipal están de acuerdo sobre lo básico: el CD Barajas, un club creado en 1951, ha venido realizando hasta la actualidad una gran labor deportiva acogiendo a muchos jóvenes de nuestro distrito en sus varias categorías y necesita, para seguir con esta actividad, unas instalaciones adecuadas. Las fórmulas que se barajas para que las instalaciones puedan seguir siendo utilizadas por el club pasan por una cesión de AENA al Ayuntamiento o una permuta de terrenos entre estas dos instituciones. Una vez sean de titularidad municipal, la Junta Municipal de Barajas podría proceder sin ningún problema a la instalación de césped artificial, como lo tienen en casi todos los campos de Madrid.

Durante esta legislatura se ha debatido el tema dos veces en el Pleno de la Junta Municipal de Barajas. El 13 de Julio de 2016, el Grupo Socialista vio aprobado por unanimidad su planteamiento para que el Club recibiera el apoyo de la Junta con vistas a que pudiera desarrollar su actividad en las mejores condiciones y para que se reanudaran las negociaciones entre el Ayuntamiento y AENA con el fin de que se pudiera realizar la instalación de césped artificial. La cesión de las instalaciones al Ayuntamiento, según se recordó en aquella sesión, ya se intentó cuando se firmara el convenio de cesión del Recinto Ferial de Barajas en el año 2005, siendo presidente de la Junta Tomás Serrano, aunque no fructificó. Habría también negociaciones con la presidencia de Pepa Aguado que tampoco llegaron al fin buscado.

Viendo que el historial de negociaciones con el organismo de Fomento no había dado resultado hasta la fecha, el Grupo de Ciudadanos planteó en el Pleno de la Junta de Barajas de 13 de Diciembre de 2017 la compra directa de los terrenos por parte del Ayuntamiento de Madrid. Poco tiempo antes, AENA anunciaba una operación inmobiliaria por la que sacaba a la venta un lote de terrenos situados en varios aeropuertos de España. La propuesta no prosperaría debido tanto PP como PSOE apostaron por que el Ayuntamiento utilizara fórmulas para la adquisición de la propiedad que, como la permuta o la cesión directa, no supusieran desembolso económico para las arcas municipales.

La eterna espera

Hasta ahora, la Federación permite al primer equipo jugar sus partidos como local en el campo de la calle Ayerbe. No así a las categorías inferiores, que tienen que utilizar otros campos para disputar sus encuentros oficiales, lo que supone un evidente perjuicio tanto para los jugadores como para sus familias que deben desplazarse a instalaciones como la de Ajalvir. Otro de los inconvenientes es el fichaje de jugadores, que prefieren entrenar y jugar en campos con césped artificial antes que en terrenos de tierra.

Mientras la llegue la solución, que no parece que sea a corto plazo, el Club Deportivo Barajas tiene una noticia buena y otra mala. La buena, AENA no pondrá impedimento a que el histórico club madrileño siga desarrollando su actividad. De hecho, hace algunos años, el organismo aeroportuario construyó la grada del lateral. La mala, seguir aguantando las penurias de utilizar un campo de tierra: barro cuando llueve, terreno helado en invierno y polvo en los días caluroso, como se puede ver en el vídeo que dejamos a continuación grabado esta primavera.

FOTOGRAFÍA: cdbarajas.com

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario