IkasaClass - Viviendas en Barajas

Descubiertas importantes ruinas romanas en El Capricho

0

Las obras de remodelación del Palacio quedarán paralizadas hasta que la Comunidad de Madrid delimite la importancia del hallazgo

 

El valor patrimonial del Jardín Histórico de El Capricho no deja de sorprender. Esta semana, a raíz de las obras de remodelación del Palacio de los Duques de Osuna, han sido hallados importantes restos de la época romana, en concreto del siglo I a. C. según los arqueólogos de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid. Así, hasta que se delimite la importancia del hallazgo, el proyecto del Museo de la Duquesa de Osuna quedará paralizado para evitar daños irreparables.

Los restos han aparecido cuando una de las tinajas del siglo XVIII que se hallan en el sótano del Palacio había sido desplazada para efectuar una operación de cimentación. Según Mónica Cienfuegos, arquitecta encargada del proyecto de remodelación, «en ese momento se abrió ante nosotros una grieta que daba paso a un angosto habitáculo. Una vez pudimos iluminarlo apareció ante nosotros una pintura mural que representaba una pareja fornicando». Todo parece indicar, según la opinión de Cienfuegos, que estas ruinas eran conocidas por los Duques de Osuna y que fueron preservadas con la ampliación del Palacio a finales del siglo XVIII.

Según Feliciano Horcajo, Jefe del Servicio de Arqueología de la Comunidad de Madrid, «todo parece apuntar a que los restos se corresponden con los de un prostíbulo del que se da cuenta en las crónicas de Sexto Pluto Cátulo, afamado escritor que vivió en Complutum (Alcalá de Henares) desde finales del siglo I a. C. hasta su muerte, acaecida en el año 48 d. C.». Según Horcajo, la Dirección General de Patrimonio había realizado catas en varios lugares del Corredor del Henares en busca de estos restos, «pero no podíamos imaginar que se hallara tan lejos de la urbe», afirma.

Según las crónicas de Pluto Cátulo, el prostíbulo era en realidad una posada sita en el margen de la carretera que unía Complutum con Emérita Augusta (Mérida) y estaba regentado por Drusilla Aecia Flavia, liberta de origen norteafricano que había hecho fortuna comerciando con vino por las villas del Jarama. Esta meretriz tenía a su cargo tanto a mujeres como a hombres que ejercían la prostitución en las dependencias de la posada donde, según el cronista romano, se organizaban toda clase orgías.

Paralización del proyecto del palacio

Por de pronto, la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid ha paralizado las obras de remodelación del Palacio de los Duques de Osuna «con el fin de evitar que éstas produzcan cualquier deterioro en los restos arqueológicos», según Feliciano Horcajo.

Desde el Ayuntamiento de Madrid asumen con resignación la orden de paralización. En palabras de Aniceta Martínez, Subdirectora de Proyectos Museísticos, «es una pena que no podamos terminar la remodelación e inaugurar el museo en el mes de Abril, tal y como nos habíamos propuesto, pero esto también es una oportunidad para enriquecer el contenido de la exposición permanente del mismo».

De hecho, según Casimiro Azpilicueta Ondabarretxea, historiador especialista en la Casa de Osuna, «parece existir un vínculo entre este hallazgo romano, un prostíbulo presidido por el vicio y la promiscuidad, con unos pocos ejemplares de la extensa biblioteca de la Duquesa de Osuna que hasta la fecha no habíamos sabido catalogar».

En concreto, Azpilicueta se refiere a cuatros libros del Marqués de Sade que, aunque prohibidos en Francia y en el resto de Europa, se hallaban en manos de Doña Josefa de Pimentel: Las 120 jornadas de Sodoma o la Escuela de Libertinaje (1785), Justine o los Infortunios de la Virtud (1787), La Filosofía en el Tocador (1795) y Juliette o las Prosperidades del Vicio (1801).

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario