IkasaClass - Viviendas en Barajas

Polideportivo de Barajas, inversión frente a abandono

0

El Polideportivo de Barajas es un equipamiento relativamente nuevo, pues su construcción finalizó en el año 2002, pero se proyectó con poca funcionalidad; ya sabéis el Partido Popular, nada nuevo…  primando el diseño arquitectónico y construyendo un barco de hormigón y madera que multiplicó el coste hasta alcanzar los 1.130 millones de pesetas (6,7 millones de € de ahora), pudiendo haber sido un equipamiento normal de estas características, por cierto de tus impuestos.

Este deficiente diseño llevó a su poca funcionalidad, un espacio ovalado con espacios inútiles y un techo plano de hormigón con goteras día sí y día también, y todo ello agravado por un pésimo mantenimiento que ha llevado a que en los últimos tuviese múltiples problemas y deficiencias.

Sorprende que la arquitecta que proyectó el polideportivo lo hiciese con cafetería y un club social. ¿En qué estarían pensando? Seguro que en los vecinos y vecinas del distrito de Barajas no.

El edificio, perdón el barco, es muy complicado debido a que se construyó sin espacios para almacenes, con vestuarios insuficientes (como para minusválidos, personal o niños/as) sin gradas o sala de espera o con un acceso principal mal diseñado sin olvidar una sala de musculación (donde iba ubicado el club social) para la cual el acceso y salida es a través de un espacio al aire libre, perfecto para días de lluvia y frio (nótese la ironía).

Todas estas deficiencias y muchas más han provocado que se crearan numerosos parches que han tenido que ir solucionándose a lo largo de los años. Sin embargo, el principal problema del polideportivo son las goteras; problema que se deriva de su propio diseño.

El tejado está cubierto con una tela de PVC cuya finalidad es impermeabilizarlo. Sobre ella una serie de losas filtrantes que, sin embargo, no han evitado que el agua se siga filtrado o se acumule y aparezcan goteras, quizás por su mal estado.

La falta de espacio provocó que toda la maquinaria necesaria para que el polideportivo funcione (condensadores, motores, acumuladores… ) se ubique allí, en la cubierta. La arquitecta tampoco pensó en donde ubicarlas.

El otro gran problema es la piscina, ya que el agua que rebosa se filtra a través del suelo hacía un sótano donde se ubica el vaso de la propia piscina, un tétrico sótano lleno de humedades y goteras.

Por estas razones y algunas más, como los problemas en las tuberías, el agua caliente (aún recuerdo mis cabreos tras ir al gimnasio y no tener agua caliente en las duchas, o las goteras en el propio gimnasio), las traviesas de madera en mal estado (un material idóneo para una construcción de este tipo…) o la presencia de humedades y más humedades, la actual Junta Municipal gobernada por Ahora Madrid ha tomado la decisión política de invertir grandes recursos económicos y humanos en acometer grandes obras de renovación y mejora en el centro, dado que eran imprescindibles y de extrema necesidad para que el polideportivo pudiese continuar con su actividad.

Es por ello que era necesario llevar a cabo una reparación integral de la cubierta principal (300.000€), la reparación integral de humedades (290.000€) y la reparación integral de la piscina (153.000€), además de otras mejoras y reparaciones en tuberías, iluminación, electricidad, cerrajería o pintura entre otras hasta un total de 972.015,45€.

A pesar de las prisas y de intentar acometer estas grandes obras en el mínimo plazo posible, cuando el polideportivo tenía menor actividad o estaba cerrado (agosto), finalmente su actividad se ha visto afectada, lo cual ha generado molestias entre l@s vecin@s, lo que es lógico y totalmente comprensible.

Finalmente las obras en la zona de polideportivo fueron a buen ritmo y se abrió en noviembre sin embargo la piscina tuvo mayores problemas de los esperados.

Al vaciarla resultó que las baldosas comenzaron a desprenderse, algo totalmente increíble, la piscina se deshizo… lo que demostró que su estado de conservación era muchísimo peor de lo esperado e imaginado.

Finalmente las obras han consistido en, básicamente, rehacer de nuevo la piscina para después esperar a que fragüe y se seque el lechado y las juntas para, a continuación, comenzar el llenado, que necesita unos días para que el agua esté en buenas condiciones y coja temperatura.

Sólo esperamos que esas molestias, junto a las humedades y goteras, queden en el olvido y podamos disfrutar del polideportivo que nos merecemos gracias a una gestión seria y responsable.

En 2019, necesitaremos Más Manuela, Más Madrid y, sobre todo, Más Barajas para hacer realidad reivindicaciones históricas como la construcción de una piscina de verano y un nuevo polideportivo en el distrito cuyo proyecto ya se ha realizado y queremos ejecutar en la próxima legislatura.

Daniel Sánchez García
Vocal de Ahora Madrid JMD Barajas
Miembro de Más Madrid

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario