Cuatro años de Carmena y los mismos problemas

0

Estamos a dos meses del fin de la legislatura de Manuela Carmena en Madrid, y ya podemos hacer un balance de su gestión, a la vista de los resultados conseguidos.

Manuela Carmena, al frente de Ahora Madrid, que hoy ha mutado a Mas Madrid, pero que viene a ser lo mismo, llegó a la política con una imagen de renovación y cercanía, que en la práctica, se ha traducido en incompetencia.

Si nos centramos en observar lo ocurrido en nuestro distrito, en Barajas, podemos concluir que no se ha realizado ninguna mejora de envergadura que dependa del Ayuntamiento. El distrito no ha evolucionado en absoluto.

Es cierto que al acceder al Ayuntamiento, Manuela Carmena heredó importantes problemas del anterior gobierno del PP. Pero es igualmente cierto, que esos mismos problemas los heredará, cuatro años después, el nuevo gobierno que elijan los madrileños en mayo. Con Manuela Carmena, con Ahora Madrid, o con Más Madrid, como quieran ahora llamarse, nada ha mejorado.

Esta realidad es aplicable a todos los barrios.

El caso más sangrante es el Barrio del Aeropuerto y su imprescindible reurbanización. Este es, sin duda, el barrio de Barajas, y uno de los barrios de Madrid, que más necesita de una actuación municipal que mejore su situación. La realidad es que los vecinos tienen hoy los mismos problemas urbanísticos que en 2015.

Se inundará, como ya ocurrió al principio de su mandato, si vuelve a llover torrencialmente. No se ha solucionado el tema del colector, ni se ha avanzado en la construcción del aliviadero. La situación es exactamente igual que hace cuatro años.

Siguen teniendo los mismos problemas, cuatro años después, con el tendido eléctrico, con los cortes de suministro, con la preocupación que les causa la lluvia en esa maraña de cables, con las líneas de media tensión

El barrizal ahí sigue, cuatro años después de su llegada, y este solar no pasa desapercibido precisamente, pues está situado en el corazón del barrio. Cuatro años después está exactamente igual.

El problema del aparcamiento en horario de oficina de este barrio es tremendo. ¿Han planteado a los vecinos alguna alternativa? No, claro que no.

Han reunido a los vecinos, como acostumbran, con dinamizador y talleres de Post-it de colores incluidos, a diseñar la nueva urbanización del barrio. Les han preguntado si les gustaría un jardín de plantas aromáticas, o si prefieren un espacio para un mercadillo. Les han preguntado para nada, porque la realidad no ha cambiado. Las partidas presupuestarias para compra de terreno y reurbanización, durante todos estos años, o no existían, o han acabado al 0% de ejecución.

El equipo de Manuela Carmena no deja de presumir de que ha aprobado el Planeamiento, con el acuerdo unánime, recordamos, de todos los grupos, pues todos estamos de acuerdo en que hay que apoyar todas las mejoras que sean posibles para estos vecinos. Pero la tozuda realidad es que, en cuatro años, Manuela Carmena sólo ha arreglado un parque infantil y una instalación deportiva. Sí, en cuatro años. Los problemas urbanísticos del Barrio del Aeropuerto, los estructurales, siguen sin resolverse.

Otro problema heredado por Manuela Carmena, y que ella a su vez dejará en herencia, es la terminación de la Vía Verde en la Alameda de Osuna. Ahí sigue esa cicatriz. Exactamente igual a cuando la “renovadora” Alcaldesa llegó a Cibeles. La terminación de la Vía Verde es una demanda histórica de todos los vecinos, pues se encuentra en el eje principal del barrio. Es evidente que debería ser una prioridad para todo el que gobierne Madrid. Para Mas Madrid no lo ha sido, a la vista de los resultados.

¿Por qué denunciamos esta dejadez? Porque tan solo han iniciado, tras cuatro años, un proceso expropiatorio que promete ser muy largo,  y que han presupuestado con 10 millones que, por supuesto, no han ejecutado. Cuatro años en los que, a la vista de los vecinos está, se han limitado a poner unos bolardos para evitar el aparcamiento en ese terreno. Ese es el resultado final de su gestión tras cuatro largos años: unos bolardos.

No podemos olvidarnos de la dificultad de aparcamiento en el Casco Histórico de Barajas y en Timón, porque  es otro de los grandes problemas del distrito, que también se encontraron a su llegada al Ayuntamiento. El equipo de Manuela Carmena ni se ha planteado el poner en marcha una solución.

Estos dos barrios sufren la invasión de sus plazas de aparcamiento por parte de viajeros del Aeropuerto o por parte de vecinos de otros municipios, que estacionan en Barajas para utilizar, a continuación, el transporte público, especialmente el Metro.

En cuatro años, la única acción de Carmena ha sido realizar un estudio para obtener la conclusión de que es necesario construir un aparcamiento disuasorio. ¡Menuda sorpresa! Cuatro años para un estudio, porque evidentemente el aparcamiento no lo han construido. Ni ha estado en sus planes. Ni este, ni los otros doce aparcamientos disuasorios que prometieron en todo Madrid.

Pues bien, Ahora Madrid, o Más Madrid, o Manuela Carmena, estos cuatro años se ha limitado a mirar hacia otro lado, también en este asunto. No han querido afrontar un problema que requiere medidas estructurales. Han hecho lo mismo en Barajas que en el resto de Madrid respecto al aparcamiento: Nada.

Ninguno de estos problemas de envergadura que en 2015 se encontraron al llegar a nuestro distrito, se ha solucionado en este mandato fallido:

  • El Barrio del Aeropuerto mantiene sus carencias estructurales
  • La Vía Verde sigue sin terminarse.
  • Barajas continúa siendo, de hecho, un “aparcamiento disuasorio” irregular.

Son problemas complejos, lo sabemos, pero la amable Sra. Carmena ha tenido cuatro largos años, y ninguno de estos problemas está viendo la luz. Nada ha cambiado para los vecinos. ¿En que mejora la vida de los madrileños una alcaldesa amable, pero absolutamente incapaz?

Barajas, al igual que todo Madrid, no ha solventado ninguno de sus problemas históricos durante esta legislatura, se ha estancado en un momento de ciclo económico positivo, con un Ayuntamiento con un superávit anual de 1.000 millones, que han destinado a pagar deuda, por tener un gobierno incompetente. Ninguno de los problemas estructurales de Madrid se ha abordado con seriedad.

Con el gobierno de Manuela Carmena y su equipo, hemos sufrido un coste de oportunidad importantísimo, que tendrá que esforzarse en recuperar el próximo equipo de gobierno del Ayuntamiento, tras este mes de mayo.

Belén Ortiz Calle
Portavoz Ciudadanos Junta Municipal de Barajas

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario