El mandato fracasado

1

En estas fechas, ya podemos hacer un balance de estos cuatro años de gobierno de Manuela Carmena al frente de Ahora Madrid, que ha mutado a Más Madrid.

Sin duda, Manuela Carmena también ha cambiado mucho desde 2015, como el nombre de su grupo. Estos son algunos ejemplos:

Ella, que presumía de ser tan dialogante, ha pasado el rodillo sobre la oposición, como demuestra el no admitir ni una de las cientos de enmiendas presentadas por Ciudadanos.

Ella, tan preocupada por lo social, sólo ha estado una vez en cuatro años en el Barrio del Aeropuerto. La segunda vez, a poco más de un mes de las elecciones, ha venido a ver el inicio de la rehabilitación de sólo seis comunidades, sin haber hecho nada en la reurbanización del barrio. La foto de campaña fue irresistible para Manuela Carmena.

Ella, que defendía un gobierno participativo, de confluencia, ha sido incapaz de liderar a sus concejales, que han terminado divididos y profundamente enfrentados.

Pero el punto en el que, sin duda, más desparpajo emplea Manuela Carmena, es en la defensa de su cambio de criterio respecto a la deuda. Hoy, la Alcaldesa que hablaba de renegociar la deuda, presume ante todos los madrileños de amortizarla anticipadamente, por contar con superávits del entorno de 1.000 millones anuales. Como no es capaz de ejecutar las inversiones que promete, la Ley le obliga a amortizar deuda. Lo que en 2015 era un disparate para Manuela Carmena, hoy es una virtud.

Mención especial merece analizar que, con lo dialogante y demócrata que dice ser Manuela Carmena, no ha ejecutado el acuerdo Plenario de bajada del IBI. Estamos pagando con Manuela Carmena el IBI más alto de la historia.

Nuestra cercana y concienciada Alcaldesa, nos fríe a impuestos. ¿Pero pagamos más con Manuela Carmena, para recibir también más?

Por supuesto que no. En esta legislatura hemos batido el record histórico de avisos por suciedad, siendo este problema el que más ha preocupado a los vecinos de Barajas, según las propias encuestas de satisfacción realizadas por este Ayuntamiento. Y respecto al mantenimiento, es decir, las aceras, los baches, el arbolado, los alcorques, todas esas tareas rutinarias que cualquier vecino espera del Ayuntamiento al que paga impuestos, la gestión ha sido negligente. Un ejemplo: En febrero, en pleno invierno, sólo estaba asfaltado el 30% de lo prometido en Barajas.

Los servicios de limpieza y mantenimiento han sido de muy baja calidad.

Es cierto que han realizado obras, aunque muchas  menos que las prometidas, de conservación en colegios e instalaciones deportivas. ¡No podía ser de otra manera! Esas obras son parte de sus obligaciones. Y en un Ayuntamiento que es una máquina de recaudar, mejorar un patio de un colegio, o arreglar una piscina, o unas goteras,  es su obligación más básica. Eso sí, ellos lo venden como algo excepcionalmente meritorio, lo nunca visto. Ya sabemos que el manejo de la propaganda es uno de sus fuertes. Ahí no escatiman medios.

Como ya sabe cualquier vecino mínimamente informado, o mínimamente observador, es que donde han sido absolutamente incapaces es en la ejecución de las inversiones. No pueden con ellas. La gestión de los proyectos les supera. Hasta 2018, Manuela Carmena y su equipo han presupuestado inversiones para la ciudad por 2.464 M, han ejecutado 1.192, y han dejado sin gastar  1.272 M. Es decir, no han realizado ni la mitad de lo prometido.

En cuanto a inversiones, la lista de incumplimientos de Manuela Carmena, en Barajas, es escalofriante. Vamos a mencionar las más destacadas.

La circunvalación necesaria para la posterior peatonalización de la Plaza Mayor de Barajas, ni se ha tocado.

No se ha terminado la Vía Verde, ni se ha construido un aparcamiento para residentes en la Alameda de Osuna.

Nunca, en estos cuatro años, se ha presupuestado ni 1 € en Barajas para incrementar la infraestructura ciclista. Hemos sido absolutamente ignorados, siendo un distrito ideal para el fomento de la bicicleta.

Nada se ha hecho para cuidar y mantener nuestro pequeño comercio, el cercano, el de barrio, que da vida a nuestras calles, seguridad, ahorra desplazamientos y humaniza las ciudades. Estandarte de este no hacer nada es la Plaza de Nuestra Sra. de Loreto.

La Sra. Carmena anunció en 2016 la construcción de 4.200 viviendas sociales en esta legislatura y terminara el mandato con 63 viviendas entregadas. Ninguna de estas 63, por supuesto, son las insuficientes 25 viviendas que prometió en Barajas, que son, a día de hoy, 0.

La rehabilitación del Palacio de El Capricho, que tanto ilusionaba a Manuela Carmena, no se terminará cuando se comprometió. Está actualmente empantanada. Pero lo más desastroso ha sido como lo ha gestionado desde el primer minuto, creando una gran polémica, de espaldas totalmente a las asociaciones culturales y de vecinos del distrito.

No ha hecho nada de nada en la Estufa Fría y el Auditorio del Parque Juan Carlos I.

Imposible no mencionar el engaño a los vecinos que ha sido todo el proceso de votación de la futura Plaza de la Duquesa de Osuna, que sigue siendo un solar.

Es larga la lista de solares donde se ubicarían otras promesas vacías del gobierno de Manuela Carmena, como la Escuela de Hostelería, la biblioteca en el Casco Histórico, el Parque de Bomberos, el Centro de Madrid Salud, o el Cetro de Mayores en Corralejos.

Y como clásico de los clásicos en las promesas incumplidas destacamos el Polideportivo de la c/ Mistral, con su  deseada piscina de verano.

¿Saben que somos el único distrito periférico, con espacio de sobra para tener una piscina de verano, que no disponemos de ella? Tras cuatro años de gobierno de Manuela Carmena y su equipo, seguimos de secano.

Seguro que ya entienden por qué Manuela Carmena amortiza deuda: Por su demostrada incapacidad de ejecutar inversiones.

El balance de Manuela Carmena es evidente: Sus promesas al llegar al gobierno de 2015, y sus logros en 2019, son dos realidades opuestas. Nada se ha materializado de lo que prometió en sus amables inicios. Ha sido absolutamente incapaz de gestionar Madrid.

Si nos preguntamos por qué se recordará el mandato de Manuela Carmena en nuestro distrito, cuál es su legado, la respuesta está clara: No se la recordará por nada.

Manuela Carmena no ha aportado nada de valor a este distrito pequeño, periférico, que además, siendo sinceros, no tiene mayoritariamente el perfil de vecino más próximo a su ideología. No queremos con esto decir que no nos ha atendido por ese motivo, porque la verdad es que no ha atendido bien a ninguno de los 21 distritos.

Este mes de mayo terminamos este mandato fracasado, y se abre la ventana de oportunidad que tienen los madrileños, que son las elecciones municipales. Será el momento en que los ciudadanos harán su propio balance, y tomarán la palabra.

Belén Ortiz Calle
Portavoz Ciudadanos Junta Municipal de Barajas

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

1 comentario

  1. Cuando se den cifrjas es bueno citar las fuentes. De otra manera puedes quedar como una trilera que a base de repetir mentiras se lo acaban creyendo.
    Desde luego, no mencionas la bajada de precios de uso de instalaciones deportivas, del estado de tramitación del polideportivo (que está en proceso) , la mejora de las condiciones de las guarderias publicas municipales…

    Y creeme tener superávit y amortizar deuda es también muy buena idea.
    En mi curro lo intentamos hacer todos mis compañeros con la hipoteca.

Deja un comentario