IkasaClass - Viviendas en Barajas

El Jardín de las Tres Culturas

0

El singular jardín sería inaugurado en 1992 coincidiendo con la Conferencia de Paz entre palestinos e israelíes celebrada en Madrid ese mismo año.

El Jardín diseñado por Myriam Silber Brodsky está situado dentro del gran Anillo que constituye el Parque Juan Carlos I. Está concebido a manera de recorrido que se inicia en los orígenes del arte jardinero, expresados en la idea de Paraíso, contenida tanto en la Biblia como en el Corán. Por una rampa-puente se asciende a una plataforma circular elevada, en cuyo centro se sitúa el Árbol de la Vida –símbolo universal– constituido por una plancha rectangular de hormigón en cuya superficie está perforada la silueta del árbol, y que servirá de punto de partida.

Cuatro acequias dividen el Paraíso, rodeado de vegetación variada y exuberante de palmeras que refuerzan el concepto de Oasis, común a las tres culturas nacidas en regiones donde aquel paraíso no se producía con facilidad.

Descendemos por caminos ondulantes o por distintos jardines, expresión singular del Paraíso adoptada a diferentes tiempos históricos, lugares y condiciones.

Jardín Tres Culturas Parque Juan Carlos I

Vergel de los Granados (Jardín judío)

Está íntimamente ligado a la Biblia, libro histórico del pueblo hebreo, fuente y esencia misma de la condición del judío. Su nombre hace referencia a una de las imágenes más poéticas y jardineras de la Biblia, en el «Cantar de los Cantares». Sobre nuestro cuadrado original, superponemos la trama de la ciudad ideal, orientada a los cuatro puntos cardinales y asignada a las doce tribus de Israel, de la que nos habla el profeta Ezequiel. Rompe esta malla ortogonal el escudo de David, que contiene una fuente por la que cae el agua en forma de caracol e inunda una ría que «regará» toda la ciudad. Restos de muralla delimitan el recinto, convirtiendo la cuadrícula en un puzle de distintas texturas: vegetación, pavimentos alternativos. Plantación de granados y cipreses, olivos, plantas de ribera (a orillas del río) y gran contraste con el exterior, tratado como desierto, con profusión de rocas y palmeras.

Jardín Tres Culturas Parque Juan Carlos I

Estancias de las Delicias (Jardín árabe)

Es como el plano de un tapiz persa. La geometría expresa un orden: diferentes niveles para estancias rehundidas o elevadas respecto a otras, diversos tratamientos paisajísticos. Recorremos el jardín a un nivel y tocamos las copas de los naranjos, plantados a un nivel inferior. En el centro hay un pabellón, y de una fuente se origina el movimiento del agua, símbolo de la vida, generadora de sonidos y rumores. Cae el agua y discurre por ambos lados del camino para desembocar, al final, en dos tranquilas albercas. Plantaciones donde el color y el perfume forman estrecha alianza; rosas, jazmines, lilas, cipreses, reproducen aquel lugar «clave» que significó el jardín para el Islam.

Jardín Tres Culturas Parque Juan Carlos I

Claustro de las Cántigas (Jardín cristiano)

Recibe este nombre porque está estrechamente ligado a la música, como lo estaba el rey Alfonso X el Sabio, gran admirador de la cultura oriental, protector de eruditos musulmanes y judíos, cultivado en estilos musicales de su tiempo y creador de la Cántigas de Santa María. El jardín recuerda un claustro medieval. En el centro se levanta un templete inspirado en las miniaturas que iluminan las Cantigas. Podrá utilizarse para escenario para pequeños conciertos, reforzando el carácter cultural del jardín. Subraya la entrada una puerta con campana, elemento significativo del templo cristiano. Todo el jardín se organiza en forma de cruz, con un paseo perimetral, setos de lavanda, romeros y laureles entre paseos de tierra batida.

Estos tres jardines están situados sobre una trama circular originada en el Paraíso e insinuada a través de la plantación. En los bordes el círculo se refuerza con bosquetes mixtos de chopos, pinos y «árboles del Paraíso», que va perdiendo espesura hasta difuminarse en la trama básica del Parque.

(Extracto de la Memoria del Parque Juan Carlos I. Ayuntamiento de Madrid, 1992)

Compartir.

Acerca del autor

Infobarajas

Deja un comentario