Universidad Popular de  Barajas

Cien años de… Enrique Tierno Galván

0

Ex concejales y ex cargos del Ayuntamiento de Madrid se dan cita en la Agrupación Socialista de Barajas para conmemorar el centenario del nacimiento de Tierno Galván

Remarcaba Hegel en sus Lecciones sobre la Filosofía de la Historia Universal que los hombres históricos son aquellos que llevan en sí el Espíritu de una época. Seguramente estaría de acuerdo el gran pensador alemán en que Enrique Tierno Galván es uno de ellos por encarnar como ningún otro alcalde el espíritu del municipalismo democrático español. Al Viejo Profesor se le sigue recordando en varios ámbitos (intelectuales, políticos, literarios, taurinos…) y lugares, siempre con la devoción propia de quienes asumen el papel de eternos alumnos suyos. Así fue ayer, 8 de Febrero, en la sede de la Agrupación Socialista de Barajas, donde “viejos rockeros”, como señalaba en la presentación del acto Mercedes González, concejala socialista en el Ayuntamiento de Madrid, se reunieron en una concurrida tertulia para conmemorar el centenario del nacimiento del añorado alcalde.

Esos “viejos rockeros” no eran otros que antiguos concejales y cargos municipales que acompañaron a Tierno Galván durante la “década prodigiosa” (1979-1989) en la que Madrid avanzó desde el municipalismo del régimen de Franco hasta convertirse en una ciudad referente internacionalmente. En Barajas se dieron cita Juan Barranco, ex alcalde de Madrid, Cristina Almeida y Carlos Soto, ex ediles del consistorio, Eduardo Huertas, colaborador directo de Tierno Galván como contertulios moderados por el periodista Fernando Olmeda. Pero también asistieron otros cargos de aquellos mandatos municipales del como Enrique Bardají, Chema de la Riva o Eduardo Leira, y la sorpresa que supuso la presencia del ex Secretario General de UGT, Cándido Méndez.

El primero de los ciudadanos

Carlos Soto abriría plaza dejando sobre la mesa un de los conceptos que fundamentaría gran parte de la tertulia: «Hay alcaldes gestores y administradores –aludiendo respectivamente a Gallardón y Álvarez del Manzano–, pero Tierno Galván estuvo por encima de estas categorías llegando a ser el primero de los ciudadanos». El ex edil argumentó en favor de su tesis que el equipo de gobierno que él dirigió no fue nunca el de la coalición de PSOE y PCE , sino que esas diferencias partidistas quedaros soslayadas dentro de un auténtico “Gobierno de la Ciudad”. Ese “navegar en común”, que posteriormente subrayaba Cristina Almeida, en favor de la ciudadanía de Madrid, de constituir un modelo de ciudad para el futuro, «es algo que en la actualidad se está echando en falta, y no sólo en el Ayuntamiento, sino en el resto de las instituciones del Estado».

Almeida entraría a formar parte del primer Ayuntamiento democrático como concejala del PCE aquel histórico 3 de Abril de 1979, fecha en la que se empezaría a trabajar para dejar atrás el ordenamiento jurídico y las prácticas políticas generadas durante la dictadura. «No sólo hubo que desterrar prejuicios sobre el nuevo equipo municipal surgido de las urnas, también había que trabajar en muchos ámbitos para hacer de Madrid una ciudad a la altura de las grandes urbes mundiales», comentó Eduardo Huertas, colaborador directo de Tierno. «Casi todo el mundo tiene en su memoria la eclosión cultural que se produjo en Madrid gracias al impulso del Ayuntamiento, pero gracias a Tierno Galván la ciudad ganó el prestigio internacional que todavía conserva –añadió–; en esa época impulsamos desde Madrid lo que ahora constituye el corpus del Derecho Internacional Municipal». Ciertamente, el Viejo Profesor ya pensaba desde antes que las ciudades deberían tener sus propias relaciones internacionales al margen del Estado al que pertenecen.

Las bases del Madrid del futuro

PSOE Barajas homenaje Tierno Galván

Mercedes González durante la presentación del acto

También el Madrid actual tiene su base urbanística en la política desarrollada entre 1979 y 1989. Chema de la Riva recordó el Plan General de Ordenación Urbana de 1985 como «la estructura básica de la ciudad. Al margen de los desarrollos urbanos posteriores (PAUS), Madrid sigue siendo la misma ciudad que plasmamos en aquel PGOUM con el que quisimos dejar atrás el urbanismo desarrollista propio del franquismo». Ahondaba en este concepto Enrique Bardají, quien fuera gerente de urbanismo en aquella época: «erradicamos el chabolismo en Madrid con la construcción de 50.000 viviendas, se rehabilitaron edificios históricos, impulsamos la operación de Campo de las Naciones o recuperamos el Jardín Histórico de El Capricho».

«Tierno gobernó desde la izquierda para toda la ciudadanía», sentenció Juan Barraco, quien le relavara al frente del Ayuntamiento tras su muerte en 1986. «En 1983 el PSOE ganaría con mayoría absoluta las elecciones municipales en Madrid, pero Tierno quiso seguir gobernando junto con el Partido Comunista». Quien fuera su mano derecha destacaría el carácter poliédrico de Tierno incidiendo en su doble faceta como político e intelectual, «comparable en la historia de España sólo con Azaña». Para Barranco aquellos diez años constituyeron la mejor época política en la ciudad, tanto en gestión como en participación ciudadana.

No se sabe qué opinión hubiera tenido Tierno Galván sobre las nuevas tecnologías, aunque seguro que se hubiera divertido tanto con los muchos asistentes al acto con el test interactivo que Miguel Gómez-Leal, joven miembro de la Ejecutiva Local de Barajas, les propuso sobre su figura. Una agradable y entretenida guinda para un suculento pastel, la conmemoración del primer centenario del que para muchos, más allá de las filas socialistas, fue el mejor Alcalde de Madrid.

Compartir.

Acerca del autor

David Carrascosa

Aunque mi barrio natal es, y siempre será, Ciudad Pegaso, quedé atrapado hace ya bastante tiempo en la seda de Barajas. Su gente, su patrimonio, su historia... son muchas cosas las que hacen que este distrito merezca ser un referente cultural para la ciudad de Madrid. En ello estamos; si te rajas, no eres de Barajas!!

Deja un comentario