Universidad Popular de Barajas

Rodajes en “El Capricho” de la Alameda de Osuna. El Jardín como escenario

0

El jardín histórico de “El Capricho”, centro de la antigua posesión de la Alameda de los duques de Osuna, ha sido el escenario de multitud de rodajes, tanto para el cine como para otros medios de difusión. Sin entrar a juzgar la calidad artística de las películas y los daños que algunas produjeron, todas constituyen un documento esencial para el conocimiento del jardín en el tiempo en que se rodaron.

Las películas que de momento hemos podido encontrar han sido treinta y siete para el cine, hasta ahora, siete de ellas de reducido metraje, además de filmaciones no estrenadas y programas de televisión. De aquellas, dos se rodaron cuando la posesión de la Alameda pertenecía a la familia Bauer, siendo mudas y en blanco y negro; dos documentales durante la Guerra civil y el resto cuando la finca pertenecía a la Sociedad Inmobiliaria de la Alameda de Osuna S.A. o al Ayuntamiento de Madrid y de ellas dos fueron filmadas en blanco y negro, comenzando los rodajes para películas en color a finales de los años cincuenta o principios de los sesenta.

En el archivo adjunto incluimos un cuadro con los largometrajes, cortometrajes, películas documentales o reportajes, algunos programas de televisión, proyectos no realizados y material no estrenado que se filmaron en el jardín de “El Capricho”.

Estos rodajes podríamos agruparlos cronológicamente de la siguiente manera:

  1. Cine mudo. Documentales de guerra. Cine en blanco y negro.
  2. Primeras películas en color. La década de los sesenta.
  3. La década de los setenta.
  4. De los ochenta a la actualidad.

En estas películas han intervenido importantes productoras nacionales e internacionales, prestigiosos directores y conocidos actores, junto a otros de menor fama o reconocimiento y en  todas ellas “El Capricho”, sus jardines, paseos, arquitectura, escultura, estanques y elementos de agua también han “interpretado” un papel:

El Palacio ha sido mansión aristocrática en “Sortilegio”, un palacete del Nueva York de finales del XIX en “Cuentos de la Alhambra”, villa italiana en “Un rayo de luz”, palacio del Moscú prerrevolucionario en “Doctor Zhivago”, villa abandonada en la Europa ocupada durante la Segunda guerra mundial en “La batalla de las Ardenas”, sede del Club de Caballería situado en el Bois de Boulogne parisino durante las guerras coloniales francesas en “Mando perdido”, palacete de la Francia prerrevolucionaria y lugar de encuentros amorosos furtivos en “El Aventurero de la rosa roja”, refugio secreto de nazis en la Francia ocupada, donde se realizan extraños experimentos científicos y que debe ser atacado por un comando aliado en “Comando al infierno”, en la que el Palacio interpreta un doble papel, siendo también sede de un cuartel general del ejército aliado; palacete inglés decimonónico en “Belleza negra”, película en la que también interpreta el doble papel de cuartel militar del ejército británico; villa suburbana de París propiedad de una actriz donde se han cometido misteriosos crímenes en “Asesinatos en la calle Morgue”; palacete en el que organiza una suntuosa fiesta en “La mansión de la niebla”; palacio siniestro en el que tienen lugar misteriosos acontecimientos en “El diablo se lleva a los muertos”, refugio de delincuentes que trafican con seres humanos ubicado en Francia y llamado Château Monfort en “Shaft en África”; palacio de Inglaterra del siglo XVII perteneciente al duque de Buckinham, amante de la reina Ana de Austria, en “Los tres mosqueteros” y “Los cuatro mosqueteros”, para lo cual se pintó su fachada al jardín de un tono amarillo fuerte; palacete donde se producen los encuentros amorosos entre Godoy y la reina María Luisa en “Volaverunt”; palacio suburbano dieciochesco residencia de una aristócrata en “Sangre de Mayo” y edificio en el que se dan cita misteriosos personajes para escuchar un concierto en “Mascarada”.

También se ha interpretado a sí mismo, siendo el palacete suburbano de los duques de Osuna en “Goya, historia de una soledad” y en las series de televisión “Goya”, en concreto en el episodio titulado “Goya entra en la Ilustración” y “El Ministerio del tiempo” en el capítulo “Tiempo de ilustrados” de su tercera temporada.

A continuación se exponen los planos de las plantas del Palacio de “El Capricho”, donde se han incluido fotogramas de escenas de las veintidós películas rodadas en cada una de ellas, identificando los lugares exactos de filmación.

 

películas rodadas el capricho

Figura 1. Plantas baja, primera, segunda y de cubiertas del Palacio, situando los fotogramas de las escenas rodadas.

El jardín de “El Capricho” ha sido el de la aristocrática mansión de la condesa en “La condesa María”, el jardín de la casa de un capitán isabelino durante la primera guerra carlista en “Las aguas bajan negras”, los jardines de una villa italiana en “Un rayo de luz”, jardín de un palacete moscovita de la Rusia prerrevolucionaria en “Doctor Zhivago”; Bois de Boulogne parisino en “Mando perdido”; villa suburbana en la Francia previa a la revolución propiedad de una de las amantes de un conde libertino transformado posteriormente en héroe del pueblo en “El aventurero de la rosa roja”; lugar de Sudamérica en el que se producen violentos enfrentamientos a causa de unas piedras preciosas en “Robo de diamantes”; jardín de una villa parisina ocupada por los nazis en “Comando al infierno” y en “Consigna: matar al comandante en jefe” y jardín de una mansión que una aristócrata decimonónica inglesa tiene que atravesar para encontrarse clandestinamente con su amante en “Belleza negra”.

También ha representado para el cine el papel de parque público del París del XIX en “Asesinatos en la calle Morgue”, donde también interpreta el doble papel de jardín de una villa suburbana perteneciente a una actriz donde se han cometido misteriosos crímenes y lugar que forma parte de oníricas escenas de la protagonista; escenario de un misterioso akelarre en “El monte de las brujas”, jardín de un palacete de una escena festiva en “La mansión de la niebla”, espacio infernal habitado por fantasmas en “El diablo se lleva a los muertos”, jardín de un sanatorio-casona propiedad del conde Drácula en “El gran amor del conde Drácula”; jardín del Château Monfort, sede de una peligrosa mafia de tráfico humano en “Shaft en África”; jardín de la villa inglesa del siglo XVII del duque de Buckinham en “Los tres mosqueteros” y “Los cuatro mosqueteros”, donde tienen lugar suntuosas fiestas y se trama una intriga; jardín simbólico en “El jardín de cemento”, paraíso terrenal en “La Biblia en pasta”; lugar de paso de un arrepentido personaje que regresa a su hogar en “El último viaje de Robert Rylands”; morada de dioses mitológicos en “Narciso”, lugar de entrañables recuerdos en “Grandpa”; jardín del palacio de una aristócrata madrileña de principios del XIX en “Sangre de mayo”, donde también interpreta el doble papel de jardín de una villa del Real Sitio de El Escorial; espacio para rememorar los lugares donde se tomaron unas fotografías durante la Guerra civil en “La maleta mexicana”; zona donde actúan misteriosos personajes en “Mascarada” y lugar en el que se desarrollan ciertas investigaciones de Sherlock Holmes en “Holmes y Watson. Madrid days”.

Al igual que el Palacio, el jardín se ha interpretado a si mismo en “Goya, historia de una soledad” y en la serie “El Ministerio del tiempo” en el capítulo “Tiempo de ilustrados”.

Un espacio concreto de “El Capricho” ha sido especialmente cinematográfico: la terraza superior, eje central del jardín, en la que se encuentran la Plaza de toros, el parterre de los Enfrentados, el paseo central, la plaza de los Emperadores con la Exedra, el parterre y la plaza de la Fuente de los Delfines. Por estos espacios ajardinados han circulado vehículos de todo tipo y la fuente ha sido circunvalada por carrozas, automóviles y caballos en escenas de dieciséis películas.

películas rodadas el capricho

Figura 2. Planta de la terraza central del jardín “El Capricho”, situando los fotogramas de las escenas rodadas.

En “La condesa María” el vehículo de dicha aristócrata, del Madrid de principios del siglo XX, ha rodeado la Fuente de los Delfines, mientras su nuera y nieto la esperaban en la plaza de los Emperadores; además en dicha plaza tiene lugar una importante escena de la película, en la que el sobrino de la condesa, frente a la Exedra, cuida y acuna a su potencial rival, el nieto y posiblemente futuro heredero de la condesa María. El parterre fue la explanada en la que se colocaron en formación para su pase de revista por las autoridades civiles y militares los tanquistas soviéticos llegados a España para ayudar a la República durante la Guerra civil, en una escena real inmortalizada en el documental “Grenada, Grenada, my Grenada”. El paseo central es el lugar en el que la niña Marisol tiene la primera visión de la aristocrática mansión italiana de su abuelo en “Un rayo de luz” y además por donde circula el coche de su enfadado abuelo perseguido por la niña y en la misma película, otro lujoso automóvil aparece rodeando la Fuente de los Delfines, en cuya plaza la niña observa el regalo de una pequeña carroza con un caballito.

La Fuente de los Delfnes también ha sido rodeada por vehículos militares que se dirigían a un palacio ocupado por las tropas aliadas durante la Segunda guerra mundial en “La batalla de las Ardenas”; por el eje central y por dicha fuente, pertenecientes al Bois de Boulogne parisino, ha circulado un taxi yendo al acto de homenaje a un militar en “Mando perdido” y han circulado caballos alrededor de la Fuente de los Delfines y galopado caballos y carrozas dieciochescas en “El aventurero de la rosa roja”, película en la que se desarrolla una lucha en la plaza de los Emperadores y dentro de la Exedra. En “Comando al infierno” la Plaza de toros era el lugar de entrada a la mansión francesa ocupada por los nazis, los cuales han atravesado en sus vehículos militares el paseo central, fuertemente protegido, y han rodeado la Fuente de los Delfines hasta llegar al Palacio.

Interpretándose a sí mismo el jardín en “Goya, historia de una soledad”, el parterre ha sido por donde ha paseado un Goya pensativo y en “Belleza negra”, por donde ha corrido el caballo de la aristócrata inglesa del XIX lady Anne presurosa de encontrarse con su amante; también ha circulado una carroza, que igualmente rodeó la Fuente de los Delfines, en escenas reales u oníricas de “Asesinatos en la calle Morgue”, volviendo a circular un vehículo, esta vez de los años setenta del siglo XX, por la plaza de dicha fuente regresando de una fiesta en “La Mansión de la niebla”. Esta plaza es la presentación del infernal jardín y el escenario de dos crímenes en “El diablo se lleva a los muertos”, en la que la Exedra interpreta los papeles de lugar de declaración amorosa y espacio fantasmal.

El parterre y la plaza de los Emperadores es el escenario de una persecución por parte de unos matones a un pobre fugado víctima del tráfico de personas en “Shaft en África”, así como la vía por la que un vehículo circula a toda velocidad conducido por el detective protagonista que viene a hacer justicia y destruir el lugar, estrellándose finalmente en la escalinata del Palacio. También a toda velocidad llegaron a caballo a esta plaza de la Fuente de los Delfines, donde se están desmontando las instalaciones de una pasada fiesta, el duque de Buckinham y el mosquetero D´Artagnan para solucionar la intriga llevada a cabo por el cardenal Richelieu y su cómplice Milady de Winter en “Los tres mosqueteros”.

De nuevo vemos una caroza circulando por el parterre en “Sangre de mayo”, donde la misma aparece también rodeando la Fuente de los Delfines para dirigirse al Palacio aristocrático de una marquesa del Madrid de principios del siglo XIX y finalmente, otra carroza vuelve a ir por el parterre, ya en el Madrid decimonónico, en “Holmes y Watson. Madrid days”.

El Templete de Baco ha interpretado variados papeles en las películas rodadas en “El Capricho” y casi siempre ha sido el lugar de encuentros amorosos, a veces clandestinos. Aparece al fondo durante el pase de revista de los tanquistas rusos en el documental “Grenada, Grenada, my Grenada” y también lo vemos como un elemento arquitectónico de un jardín de una villa italiana en “Un rayo de luz”.

En “Comando al infierno” interpreta el curioso y poco apropiado papel de panteón de un cementerio, en el que se encuentra enterrado el padre de la protagonista y en “Goya, historia de una soledad”, el Templete es el lugar en el que la duquesa de Alba se encuentra con su amante y mientras se entregan a la diversión de un columpio, el pintor la conoce, quedándose al momento prendado de su gracia y en “Belleza negra” es dónde se citan los amantes en la Inglaterra de principios del siglo XIX y hablan de su futuro.

En “El diablo se lleva a los muertos” es de nuevo el sitio de encuentro de unos amantes, protagonistas de una relación prohibida y donde Baco aparece como silencioso testigo de los siniestros acontecimientos que tienen lugar. También vuelve a ser testigo de un funesto suceso al ver pasar el cortejo fúnebre de la hija del vampiro en “El gran amor del conde Drácula” y participando como ejemplo de arquitectura ilustrada en “Las mujeres y la Ilustración”.

Fue también morada de dioses en “Narciso”, arquitectura de jardín de una villa aristocrática ilustrada de El Escorial en “Sangre de mayo” y lugar de reunión de oscuros personajes en “Mascarada”.

películas rodadas el capricho

Figura 3. Planta, alzados y secciones del Templete, situando los fotogramas de las escenas rodadas.

El Abejero, a pesar del carácter con que fue creado a finales del XVIII, como palacio de las abejas y alegoría de la primavera y encontrarse en su momento rodeado de flores, ha interpretado en las tres películas que se rodaron en él, el mismo poco adecuado papel: cripta de un cementerio.

En “Asesinatos en la calle Morgue”, aunque las calles de la Rueda de Saturno simulan ser un parque parisino del XIX, el entorno del Abejero y el jardín que lo rodea es un cementerio y el edificio una cripta, en la que están los sepulcros de unos personajes que murieron en misteriosas circunstancias.

En “La mansión de la niebla”, el Abejero es la cripta de la mansión, en la que hay depositados sepulcros de antepasados de los dueños de la casa y en “El diablo se lleva a los muertos” aparece también interpretando a una cripta, en la que tienen lugar extraños rituales llevados a cabo por el misterioso mayordomo protagonista, papel a cargo de Telly Savalas.

películas rodadas el capricho

Figura 4. Planta, alzado norte y sección longitudinal del Abejero y fotogramas de las escenas rodadas.

El Casino de baile ha sido el lugar del encuentro amoroso entre el militar interpretado por Anthony Quinn y la viuda interpretada por Michelle Morgan en “Mando perdido” y en su terraza él por la mañana aparece haciendo ejercicios gimnásticos.

películas rodadas el capricho

Figura 5. Plantas, alzados y secciones del Casino de baile y fotogramas de las escenas rodadas.

El Casino también ha sido un refugio de traficantes de diamantes en un país de Sudamérica, donde son rendidos por la policía en “Robo de diamantes”, produciéndose luchas y disparos en su interior. En “El diablo se leva a los muertos” interpretó el papel de la casa abandonada en una villa siniestra en la que son alojados los personajes invitados y también el Casino ha servido para siniestros propósitos, como arrojar el ataúd de la hija de Drácula a la ría en “El gran amor del conde Drácula”. En “El jardín de cemento” de nuevo ha sido un lugar de encuentro amoroso, siendo ésta hasta la fecha su última interpretación cinematográfica.

Respecto al refugio antiaéreo, en la película “Un rayo de luz” se intenta ocultar su entrada disimulándola con vegetación, al no ser muy acorde con la imagen de una villa italiana aristocrática y por lo general ha sido utilizado por el cine siempre para fines siniestros. Fue un pabellón de soldados nazis y prisión en “Comando al infierno”, donde se colocaron en sus entradas sendos rótulos en los que se leía: Soldaten Zimmer (Sala de soldados). Ha interpretado el papel de prisión nazi de nuevo, donde se practican torturas en “La brigada de los condenados” y para cuyo rodaje se pintaron todos sus paramentos con pintura negra y volvieron a disimularse sus entradas con garitas militares del ejército inglés del XIX en “Belleza negra”.

El refugio fue el sótano de la misteriosa mansión sanatorio del conde Drácula y cripta en “El gran amor del conde Drácula” y prisión de infortunadas víctimas del tráfico de personas en “Shaft en África” finalmente explosionado por el detective justiciero, recuperando su papel de refugio antiaéreo de la Guerra civil en “La maleta mexicana”.

películas rodadas el capricho

Figura 6. Sección longitudinal y planta del refugio antiaéreo y fotogramas de las escenas rodadas.

La ría, el lago y las construcciones de su entorno, la Casa de cañas y el Puente de hierro han sido el escenario de los paseos de Marisol y su abuelo y de batallas acuáticas entre dos infantiles ejércitos en “Un rayo de luz”, de las correrías de la pareja protagonista huyendo de traficantes en “Robo de diamantes”, que tras pasar el lago llegan a la frontera y a la libertad siendo el puesto la Casa de cañas y el embarcadero, mientras en la orilla del lago un corrupto jefe de policía interpretado por Fernando Rey les insta a entregarse. La orilla del lago y dicha Casa de cañas también ha sido lugar de paseos galantes en “Sangre de mayo”, mientras las parejas ascienden por el Puente de hierro.

En este espacio también se ha filmado otra huida, en este caso de miembros del comando militar aliado perseguidos por los nazis en “Comando al infierno”, que pasan por el Puente de hierro con perros pastores alemanes y acosan a los perseguidos cerca de la Casa de cañas y en el lago y en “Goya, historia de una soledad”, se rodaron en él escenas festivas y galantes entre la duquesa de Alba, su amante y otros invitados a la fiesta mientras navegan en barca o suben por el Puente de hierro, puente que también fue atravesado por los siniestros personajes de “El diablo se lleva a los muertos”, de noche, mientras se dirigen a su alojamiento en el Casino de baile.

El borde de la ría es el paradisíaco lugar donde un pensativo Adán reflexiona en “La Biblia en pasta” y el del encuentro amoroso entre el protagonista y su aristocrática amante en “Sangre de mayo”, con la Casa de cañas y su reflejo en el lago como fondo de escena, según los filmó José Luis Garci.

películas rodadas el capricho

Figura 7. Planta de la ría y fotogramas de las escenas rodadas.

Aunque los sitios más habituales de rodaje son los que hemos indicado, también se han llevado a cabo filmaciones en otros puntos del jardín o su entorno.

En la Gruta-acueducto y Puente de toros, situado en el ramal este de la ría sobre el cauce del antiguo arroyo de la Coloma, se han rodado escenas de dos películas, ambas del mismo director por lo que pudieron haber sido filmadas en el mismo tiempo.

películas rodadas el capricho

Figura 8. Planta de la Gruta-acueducto bajo la ría y Puente de toros y fotogramas de las escenas rodadas.

En ambas películas la gruta ha sido el punto por el que han escapado soldados aliados durante la Segunda guerra mundial huyendo de sus perseguidores alemanes. En “Comando al infierno” es un túnel subterráneo por el que se fugan los tres protagonistas: el profesor van Kolstrom interpretado por Alfredo Mayo, su hija, una Raffaella Carrá disfrazada de soldado y el comandante Carter, los cuales para poder salir tienen que volar una reja y en “Consigna: matar al comandante en jefe”, es también un túnel de escape de los soldados protagonistas, mientras son perseguidos por los alemanes.

En “Consigna: matar al comandante en jefe” la tapia norte del jardín, límite que lo separa del talud paralelo a la Avenida de Logroño y el Balcón de los toros, sirven para que suban los soldados alemanes que perseguían al grupo de soldados aliados huidos, los cuales finalmente son abatidos por unas mujeres miembros de la resistencia disfrazadas de monjas.

El Fortín se vislumbra al fondo de una escena de “Asesinatos en la calle Morgue”, tras la carroza de uno de los misteriosos protagonistas de la película y de otra de “Grandpa”, cortometraje en el que también vemos la Casa de la vieja.

La zona noreste del jardín, con los pinares que hay en ella, es uno de los lugares de huida de los protagonistas en “Comando al infierno” y por el que los ángeles expulsan a Adán y Eva en “La Biblia en pasta”.

películas rodadas en el capricho

Figura 9. Planimetría del jardín con situación de los lugares de rodaje.

El Jardín de juegos fue el escenario de rodaje de dos momentos de las películas “Comando al infierno” y “Las aguas bajan negras”. Por la ribera del arroyo de la Coloma deambula el protagonista de “El último viaje de Robert Rylans” mientras se dirige a una comisaría a confesar un crimen y los caminos de la Rueda de Saturno han sido paseos en dos películas, “Asesinatos en la calle Morgue” como parque parisino decimonónico donde la protagonista se encuentra con un siniestro personaje y “Sangre de mayo”, por el que pasean dos amantes entre los macizos de lilos mientras asoma el Templete de Baco como fondo de escena.

Los caminos bordeados de árboles sirvieron para carreras de soldados, perseguidos o perseguidores, en “Las aguas bajan negras” y “Comando al infierno” y además el que conduce a la Ermita, definido por una doble hilera de cipreses y el de acceso con su doble hilera de plátanos aparecen en el reportaje de NODO titulado “Páginas en color”.

El jardín bajo y el muro de contención que lo separa de la terraza central es el sitio por el que huye a caballo el protagonista de “El aventurero de la rosa roja” tras su aventura amorosa y por el que se infiltra el grupo de soldados aliados en “Comando al infierno”.

El laberinto, por lo general contemplado desde arriba, podemos verlo en “Sangre de mayo”, “Holmes y Watson, Madrid days” y “Mascarada”, en escenas rodadas desde la terraza superior del jardín y en “El Ministerio del tiempo”.

La pradera, los túneles de lilos y otras zonas del interior del jardín han sido el escenario de muchas películas, como “El gran amor del conde Drácula”, con las protagonistas paseando; “Los cuatro mosqueteros”, donde Milady, que pretendía matar al duque de Buckingham, es sorprendida por un grupo de indios que vivían con él; el citado NODO, “Páginas en color”, que muestra los túneles de lilos; “Goya, historia de una soledad” en la que vemos al pintor deambulando por la pradera antes de conocer a la duquesa de Alba, pradera por la que una de los protagonistas de “Belleza negra” va galopando con su caballo al encuentro con su amante y donde también se celebra un siniestro ritual en “El monte de las brujas”, viendo también trepar a uno de los pinos a una mona chimpancé compañera de Adán en “La Biblia en pasta” o celebrar festivos acontecimientos a los dioses en “Narciso” y hablar sobre lecciones de vida a un niño con su abuelo en “Grandpa”.

El Ramal y la actual calle Jardines de Aranjuez, en el entorno de “El Capricho”, han representado un camino o una pista de juego de los trabajadores de la mina de carbón en “Las aguas bajan negras” y en “Grandpa” y en “Consigna: matar al comandante en jefe” podemos ver el camino de Madrid a Barajas, actual Avenida de Logroño y el olivar existente antes de construirse el Parque Juan Carlos I.

películas rodadas en el capricho

Figura 10. Planta de “El Capricho” y su entorno, con situación de los lugares de rodaje y fotogramas.

La iglesia de Santa Catalina de Alejandría, antes de construirse la ampliación y el espacio que la rodea, son el escenario en el que unas niñas uniformadas juegan en “El diablo se lleva a los muertos”, niñas que posteriormente correrán por la calle Rambla hasta la Puerta de carros del jardín, donde se encuentran con la protagonista Lisa, advirtiendo una de ellas que es un fantasma. La misma calle Rambla en dicha película es por donde llegan los personajes a una misteriosa mansión, interpretada por el Palacio.

De todas las películas, la más completa en “Comando al infierno”, pues se rodó en muchos lugares del jardín y constituye el mejor documento descriptivo del interior del Palacio en los años sesenta del siglo XX, antes de que comenzaran a realizarse en él los deterioros que lo condujeron al lamentable estado en que lo encontró la Escuela taller Alameda de Osuna en los años ochenta cuando fue restaurado, que es como aparece en “Shaft in Africa”.

Compartir.

Acerca del autor

María Isabel Pérez Hernández

Dra. Arquitecta, profesora de la Universidad Alfonso X el Sabio, sus investigaciones sobre el Jardín de la Alameda de Osuna son el referente obligado para el conocimiento de todas sus vertientes: arquitectónica, paisajista, histórica...

Deja un comentario